Con un gesto a los porteños, Zabaleta insistió: “No resuelve nada cortar una calle”

El ministro de Desarrollo Social dijo que aquellos que quieren circular deben “estar tranquilos”. Fue una respuesta a los dichos de Máximo Kirchner.

Por Redacción

martes 12 de abril, 2022

Mientras que los piqueteros opositores ya lanzaron una nueva convocatoria masiva para marchar este miércoles, pero sin acampe, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, reiteró sus críticas a los cortes de calle por considerar que “un conflicto no se resuelve con otro conflicto” y subrayó que se necesita “menos rosca política y menos 2023” para resolver los problemas del país.

“No resuelve nada cortar una calle, más cuando hay un ministro que pone arriba de la mesa los problemas y los va resolviendo. Lo vamos a seguir haciendo. Cortar el Puente Pueyrredón, cortar una calle, no resuelve los problemas. Conflicto con más conflicto, es muy dificultoso”, dijo Zabaleta. Y en una postura de empatía con los ciudadanos porteños, dijo: “Pienso y defiendo como funcionario al taxista que maneja por la 9 de julio, a la mujer que usa el Metrobus. Tenemos que pensar en esos argentinos que necesitan estar tranquilos”.

De esta manera, el ministro pareció salir al cruce del presidente del Partido Justicialista (PJ) bonaerense, Máximo Kirchner, que la semana pasada salió a defender a las personas que cortan la calle para pedir comida o por planes sociales. “¿Cómo puede ser que no entiendan que está faltando la comida en la mesa de los argentinos y argentinas? Hay que ser más generosos, hay que dejar de quejarse por si cortan una calle ¿Pero qué quieren que hagan? Hay que hacerse cargo de la gestión, de la comida, del trabajo, de la seguridad. Hay que cortarla con las pendejadas de la televisión y solucionar este complejo momento”, arremetió.

Previo a la movilización, Zabaleta señaló que “las reuniones fracasan cuando se acaba el diálogo” y sostuvo: “Lo que está claro de mi parte es que siempre va a haber una mesa para conversar los problemas que tienen los argentinos”.

Mientras, el ministro mantiene su posicionamiento de que no habrá más altas en los programas sociales y, después de habilitar en enero que cada beneficiario de asistencia estatal pueda optar a dónde quiere trabajar las cuatro horas, manifestó otra vez su objetivo de transformar los planes en trabajo.

En declaraciones a TN, el integrante del Gabinete celebró que se está viendo “baja de desempleo, de pobreza e indigencia”, pero reconoció que “no hay nada para festejar”. En ese sentido y ante los reclamos de las organizaciones sociales para ampliar los programas sociales, el dirigente del Frente de Todos consideró que el problema se resuelve “poniendo arriba de la mesa programas que se vinculen a la generación de empleo formal y la producción”.

Al ser consultado sobre si creía que hay intencionalidad política en las manifestaciones que vienen realizando las organizaciones sociales, Zabaleta respondió: “Espero que no, porque los argentinos necesitan que el Gobierno le resuelva los problemas, que hablemos mucho menos del 2023 y más de lo que está pasando este momento. Hay que seguir buscando puntos de acuerdo, los argentinos se merecen que nos pongamos de acuerdo”.

Y añadió: “Tenemos que tranquilizar la política. En cada esquina no me preguntan por las elecciones de 2023, me preguntan si va a bajar la inflación, si vamos a tener políticas para pelear a la inseguridad, si va a mejorar el poder adquisitivo”.

Comentarios