Plazos Fijos UVA: el boom con el que los ahorristas le ganan a la inflación

De acuerdo a cifras del Banco Central, estas colocaciones del sector privado acumulan en el año, hasta el 6 de abril pasado, un incremento nominal del 44,1%, frente un crecimiento de apenas el 21% en el mismo período de los plazos fijos tradicionales.

Por Redacción

miércoles 13 de abril, 2022

La aceleración de la inflación en los últimos meses y el temor a que la dinámica de los precios no frene en el corto plazo ha llevado a los argentinos a colocar sus ahorros en el instrumento de inversión estrella en lo que va de 2022.

Se trata de los plazos fijos UVA, que permiten no solo no perder contra la elevada inflación (se ubicará en torno al 15% en el primer trimestre del año), sino que además ofrecen un retorno real positivo, según la tasa ofrecida por los bancos (la mínima es de 1%).

De acuerdo a cifras del Banco Central, estas colocaciones del sector privado acumulan en el año, hasta el 6 de abril pasado, un incremento nominal del 44,1%, hasta alcanzar un stock de casi $236.000 millones (era de menos de $164.000 millones a fines de 2021).

En un contexto donde la tasa de interés de los plazos fijos tradicionales, permanece por debajo de la inflación -en torno al 3,6% mensual, más allá de las tres subas que ha definido en los últimos meses el BCRA-, junto con el veranito cambiario que se observa en el mercado desde fines de enero tras el acuerdo con el FMI -que desinfló además las expectativas devaluatorias-, los plazos fijos UVA no han parado de crecer en los últimos meses ante la incesante búsqueda de los ahorristas de resguardar el poder de compra de sus pesos, frente a la disparada de la inflación.

A mediados del mes pasado, el INDEC informó que los precios habían aumentado 4,7% en febrero, la mayor cifra desde marzo de 2021, con lo cual las inversiones indexadas a la inflación ganaron aún mayor atractivo, al tiempo que los plazos fijos tradicionales fueron desacelerando su crecimiento.

De hecho, en lo que va del año estas colocaciones a 30 días muestran una expansión del 21,2%, menos de la mitad del crecimiento de los plazos fijos UVA.

Vale recordar que hoy la tasa mínima garantizada para las colocaciones de personas humanas por hasta un monto de $10 millones es del 43,5% anual en términos nominales (TNA) -o 53,3% anual en términos efectivos (TEA), un nivel que se ubica por debajo de la inflación esperada para los próximos 12 meses (se sitúa cerca del 58%, según el Relevameinto de Expectativas del Mercado -REM- de marzo pasado).

Plazo Fijo UVA

Los plazos fijos UVA se contratan por un mínimo de 90 días y permiten obtener una rentabilidad por encima de la inflación, según la tasa ofrecida por las entidades. Existe la opción de precancelarlos antes de los 90 días, a partir de los 30 días, pero se recibe una tasa menor que la de un plazo fijo tradicional.

Comentarios