Por decreto, Alberto Fernández echó a Luis Puenzo del INCAA

La decisión fue tomada por el Presidente debido a que el cineasta se había negado a presentar la renuncia ante el ministro de Cultura, Tristán Bauer. Nicolás Batlle, actual número dos, quedará a cargo de manera interina.

Por Redacción

miércoles 13 de abril, 2022

Por decreto, el presidente Alberto Fernández echó al titular del Instituto del Cine (INCAA), Luis Puenzo, luego de que el ahora ex funcionario se negara a presentar la renuncia ante el ministro de Cultura, Tristán Bauer.

El hasta hoy vicepresidente de la entidad, Nicolás Battle, quedará a cargo de manera interina en medio de la crisis y las protestas en el organismo. Puenzo se resistía a renunciar tras haber mantenido una reunión de más de tres horas con el Bauer y finalmente el Jefe de Estado tomó la decisión que se conoció a partir del decreto difundido esta noche.

Así la decisión se comunicó luego de la manifestación del lunes en las puertas del edificio de la calle Lima que puso en primera plana la interna. El documento en cuestión expresa en el primero de sus dos artículos: “Dispónese el cese del señor Luis Adalberto PUENZO (D.N.I. Nº 4.546.984), en el cargo de Presidente del INSTITUTO NACIONAL DE CINE Y ARTES AUDIOVISUALES (INCAA), ente público no estatal en el ámbito del MINISTERIO DE CULTURA”.

Las fuentes involucradas en el conflicto que terminó salpicando políticamente al Gobierno habían indicado que si Puenzo no renunciaba, habría una nueva protesta, convocada para el miércoles a la tarde en el mismo lugar de los últimos incidentes.

El lunes, en pleno fragor de la protesta, Bauer había anticipado “cambios” en la administración del INCAA. Y el martes por la manaña, Puenzo habló con la prensa. Aseguró que su gestión fue la mejor posible. Defendió su proyecto de tener un cine nacional hecho de películas de costo alto, atacó a sectores de la producción y reafirmó que no renunciaría ante las presiones.

“Los números son mejores. Esta situación ya existía antes de la pandemia, una realidad muy dura, con un presupuesto nacional no aprobado. En todo caso se trata de administrarlo bien, sanamente, hubiera sido bueno hacer un acuerdo con la industria. El punto no soy yo, ni quien venga a reemplazarme”, había dicho antes de que Alberto Fernández confirmara que tendría que dejar su cargo.

Fuente: Infobae.

Comentarios