Crisis en Boca: Battaglia dirigió la práctica tras reunirse con Riquelme en Ezeiza

El DT de Boca aún no logró que su equipo gane de local en la Copa de la Superliga.

Por Redacción

jueves 21 de abril, 2022

Sebastián Battaglia dirige la práctica de Boca Juniors en una suerte de señal de que seguirá en funciones como entrenador del equipo profesional. El exfutbolista saltó al campo de juego de una de las canchas del predio de Ezeiza luego de mantener una reunión con Juan Román Riquelme, vicepresidente del club y titular del Consejo de Fútbol, que duró cerca de una hora.

El entrenamiento de este jueves estaba programado para comenzar a las 16, pero las acciones se demoraron. La reunión entre Battaglia y Riquelme arrancó minutos antes de las 17 y se extendió casi hasta las 18. El eje de la conversación se estima que fue el mal momento que atraviesa el equipo y las posibles alternativas a futuro. Una vez que el encuentro finalizó, el DT se dirigió a una de las canchas y se puso al frente de los trabajos del equipo.

 

Los futbolistas que jugaron ante Godoy Cruz realizaron trabajos regenerativos, mientras que más tarde aquellos que no sumaron minutos hicieron ejercicios con pelota. Todos estuvieron bajo la atenta mirada de Battaglia.

 

Los resultados de Boca son preocupantes, pero lo es aún más el desempeño del equipo: individualidades que no gravitan y un juego colectivo que no sobresale son las características de este momento del Xeneize. Aunque los hinchas mostraron cierta paciencia para el trabajo del entrenador en virtud de su peso como gran figura del club, el miércoles por la noche en el empate 1-1 ante Godoy Cruz bajaron los primeros silbidos y cánticos de advertencia.

Y, consultado, sobre el respaldo que expresó el arquero Javier García a Battaglia, se manifestó en la misma línea: “Estamos todos en la misma, todos por Boca”.

Sebastián Battaglia habló al llegar al predio de Ezeiza

“Estamos bien, trabajando. Queremos que el equipo mejore, pensando en el próximo partido en busca de un triunfo”, dijo confiado el entrenador en la puerta del predio.

El DT de Boca también agradeció el respaldo que recibió de parte de Carlos Bianchi hace algunos días: “Se lo agradecí. Sabemos que él siempre transmite paciencia. Ha sido un faro y una guía para todos nosotros. Es bueno el apoyo de él siempre en momentos difíciles”.

“Queremos trabajar, que el equipo mejore y que Boca pueda hacer las cosas bien”, recalcó. “¿Estás fuerte?”, le preguntaron y Battaglia no dudó: “Siempre”.

 

Boca vuelve a estar en el centro de la escena mediática por la crisis que tiene al entrenador con el tic-tic tic-toc de la cuenta regresiva en su etapa final. El empate ante Godoy Cruz en la Bombonera, el decepcionante nivel del equipo y los cantos de la barra contra los jugadores fueron un combo determinante que tuvo su pináculo en la reunión que Juan Román Riquelme, Jorge Bermúdez y los demás integrantes del Consejo de Fútbol mantuvieron en las primeras horas de esta madrugada para unificar un critero: el ciclo del DT llegó a su fin, pero quieren que presente la renuncia.

Battaglia, sin embargo, está decidido a dirigir la práctica de esta tarde y no piensa dejar de ser el DT “Xeneize”. Los que conocen bien la personalidad del jugador más ganador de la historia de Boca están convencidos de que desea respetar su contrato hasta el 31 de diciembre próximo y que no nacerá de él la decisión de dar un paso al costado.

 

Los rumores en cuanto a la salida de Battaglia se acentuaron en una noche agitada en La Boca, cuando el DT decidió cancelar la conferencia de prensa post partido “porque no tenía ganas de hablar”, algo que sucedió entonces por primera vez desde que asumió en el cargo el 16 de julio del año pasado.

 

La decisión de Battaglia se debe al mal momento de un equipo que no ganó todavía en su estadio en la Copa de la Liga y también porque quiso cuidarse de hacer alguna declaración que puediera complicar el futuro y su relación con el plantel.

 

En la noche post partido en La Bombonera, mientras los futbolistas se retiraban junto al cuerpo técnico, los integrantes del Consejo de Fútbol se quedaron reunidos en el segundo piso de la Bombonera hasta las 2 de la madrugada, como suelen hacerlo después de cada partido de local.

En otro sector de las oficinas del estadio Alberto J. Armando, Juan Román Riquelme, vice presidente segundo y la “cabeza” del fútbol, dialogaba con parte de la mesa chica de la comisión directiva quienes habitualmente no acuden al predio de Ezeiza.

Más allá del flojo rendimiento futbolístico, Boca suma 18 unidades en la Zona B y sigue en el cuarto puesto, en zona de clasificación a los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional. El próximo partido de Boca será el sábado en Santiago del Estero desde las 19 por la fecha 12 de la Copa de la Liga.

La intención de Battaglia para ese encuentro es jugar con un equipo alternativo y darle descanso a la mayoría de los titulares, quienes estuvieron en los empates ante Lanús y Godoy Cruz, dos partidos donde la idea era definir la clasificación a la siguiente fase pero no se pudo conseguir ese objetivo.

 

 

Comentarios