Junto a Máximo Kirchner, Kicillof lanzó un plan alimentario para sectores vulnerables

El módulo mensual con productos nutritivos será para unos 2 millones de menores que asisten a unos 11 mil comedores que funcionan en escuelas.

Por Redacción

lunes 25 de abril, 2022

Con la presencia del diputado nacional Máximo Kirchner y el ministro de Desarrollo Social Juan Zabaleta, en búsqueda de un mensaje hacia la unidad del Frente de Todos, el gobernador Axel Kicillof presentó el programa Módulo Extraordinario para la Seguridad Alimentaria (MESA), que consta de un sistema de viandas y bolsones de comida a entregarse en escuelas, y que busca garantizar la seguridad alimentaria de los sectores más vulnerables.

El módulo mensual con productos nutritivos será para 2.032.712 de niños, niñas y adolescentes que asisten a unos 11 mil comedores que funcionan en los establecimientos educativos incluidos en el Servicio Alimentario escolar (SAE). Cada módulo, que permitirá que las familias cocinen en sus hogares, contará con un cuadernillo con información nutricional y recetas en busca de que se pueda comer más sano.

“Cuando recibimos el gobierno de la Provincia, en el servicio escolar por mes se destinaban 720 millones de pesos, y a partir del mes de mayo pasamos a 11.189 millones de pesos. Se multiplicó por 15 el monto para alimentación en las escuelas bonaerenses”, dijo Kicillof, quien aprovechó su mensaje para apuntar contra la gestión de María Eugenia Vidal y evitó esta vez mandar un mensaje contra la política económica de Martín Guzmán.

Con las prestaciones presenciales y el nuevo módulo alimentario, se estima una inversión de 111.295.968.252 pesos, lo que representa según el Gobierno, un incremento del 1187% respecto a los fondos de 2019.

Según explicó el mandatario, “con el programa más de 2 millones de pibas y pibes tendrán garantizado el derecho a la alimentación”, lo que permitirá ayudar a sostener la economía y el bienestar. “Con el regreso a la presencialidad abrimos nuevamente los comedores escolares. Los módulos no sólo eran para la seguridad aliementaria de los chicos, sino también para las familias. Por eso planteamos el programa”, añadió.

Por su parte, el ministro bonaerense de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque detalló que con el SAE tradicional y el programa MESA, el Estado provincial llegó a una inversión anual de 111.000 millones de pesos “con el apoyo por supuesto de ‘Juanchi’ (por Juan Zabaleta) y el Presidente (Alberto Fernández)”.

Sin embargo, y pese al agradecimiento a Nación, dejó un mensaje para el ministro Martín Guzmán: “La verdadera política de desarrollo social se hace en el Ministerio de Economía, se hace con las medidas económicas sobre todo a nivel nacional”.

“Somos parte de una filosofía política que no cree que el conflicto es el motor de la transformación, pero tampoco negamos el conflicto y sabemos que cuando por la vía del diálogo, el acuerdo y el consenso no se encuentran resultados porque hay cuatro vivos jugando a las escondidas, sabemos bien dónde nos tenemos que parar y es al lado del pueblo”, añadió.

Luego, Zabaleta, defendió las políticas de asistencia social y redistribución de la riqueza que implementó el Gobierno nacional. “Hay 17 millones de pobres y vinimos a hacernos cargos, los problemas que no se reconocen no se pueden solucionar (…). No vamos a titubear nunca en hacer lo que haya que hacer en materia de política”, destacó, en sintonía con lo que había pedido Larroque.

“Vinimos como frente político, como gobierno nacional y provincial a transformar la realidad, a generar trabajo para que a los que menos tienen les vaya mejor y sacarlos definitivamente de la pobreza”, indicó. Y agregó: “Ahí vamos a estar todos los días, a mí no me la cuenta nadie”. (DIB) FD

Comentarios