Rechazan la selección de un jurado que decida la inimputabilidad del acusado de matar a dos motociclistas

El 31 de octubre del 2018 Francisco Murcia y Pablo Pereira fueron atropellados por una camioneta, en las inmediaciones de Constitución e Ingenieros, cuando circulaban en una moto tras salir de trabajar.

Por Redacción

lunes 25 de abril, 2022

Familiares y allegados de Francisco Murcia y Pablo Pereira se manifestaron en la puerta del juzgado para rechazar la selección de un jurado popular, compuesto por 12 titulares y 6 suplentes, que determine la imputabilidad o no del acusado de atropellar y matar a los jóvenes motociclistas.

"Me parece una ridiculez total y absoluta, una falta de respeto. Si un psiquiatra no puede determinar exactamente el momento en el que fue un brote psicótico, porque no es una ciencia exacta, entonces cómo un jurado que no sabe nada de psiquiatría, que no conoce cómo pasaron las cosas y que a parte no conoce a los chicos, va a decir si es imputable o inimputable", afirmó Mónica Jenkins, madre de Francisco.

Sobre los hechos, contó: "El 31 de octubre del 2018 Francisco salía de trabajar junto con Pablo, era su primer día de trabajo, se suben a la moto y en el semáforo paran porque estaba en rojo. Cuando estaban esperando que la luz se les ponga en verde, viene este animal a 140 km/h a Fran lo hace volar por el techo y a Pablito lo arrastra dos cuadras abajo de la camioneta. La moto queda totalmente incrustada en el capot de su auto".

"O sea que tranquilamente pudo haber agarrado el brote psicótico cuando vio que tenía un muerto, que era mi hijo, arriba del capot y el otro en el piso, y la camioneta de su mamá con una moto incrustada en el medio. ¿Cómo van a decir que el brote psicótico lo tuvo antes? ¿Cómo saben? ¿Y lo van a dejar libre por eso?", aseveró.

Respecto al acusado dijo que "estuvo un año preso y después la defensa logró que lo lleven a una clínica psiquiátrica privada. Él está ahí hace dos años y ahora empezó con salidas transitorias, porque como estaba perdiendo sus capacidades cognitivas, porque él es el importante, no las víctimas, está haciendo equinoterapia. Otra burla para los familiares, es una tomada de pelo total y absoluta".

"Él estaba habilitado, tenía registro, nunca había ido a un psicólogo, nunca había ido a un psiquiatra ni había tenido un brote psicótico, ni lo volvió a tener después de asesinar a los chicos", continuó.

Sobre cómo se encuentran a 3 años del hecho expuso: "Llegás destrozado, si fuerza, con nada de esperanza porque ya sabés que la justicia acá te dan 6 años y hacen dos meses y los largan. El incidente o asesinato vial es considerado un accidente. A la gente no le entra en la cabeza que si uno sale borracho o si hace picadas, tener un auto es lo mismo que tener un arma". 

Por último, en cuanto a la razón por la cual la familia no pude participar de la selección declaró que "Nos dijeron porque hay mucha gente y son 50 los jurados de lo cuales tienen que quedar 12 y 6 suplentes, y que no entraban en la sala. En un principio me dijeron que me iban a dar el Auditórium. Porque a parte es un juicio público y lo hacen en una salita que si entran 20 personas es mucho".

Por lo que  su percepción del jurado es que "no sé si confío, lo único que pido es que en ese momento Pablo y Fran los iluminen y les hagan decir la verdad. No sé qué pensar del jurado, es gente que no sabe nada, que no nos conoce, que no conoce el caso y tienen que decidir si está loco o no", finalizó.

Comentarios