Asociación de Jubilados y Pensionados Bochófilos y Tejos: "Buscamos salud, armonía y un tiempo final de alegría"

Lo anunció el secretario de la Asociación de Jubilados y Pensionados Bochófilos y Tejos de Mar del Plata, Roberto Pereyra, y agregó que "actualmente lo que necesitamos es tranquilidad y precisamente lo económico lo tenemos en segundo plano".

Por Redacción

miércoles 4 de mayo, 2022

Ubicado en el corazón del polideportivo “Islas Malvinas” se encuentra la Asociación de Jubilados y Pensionados Bochófilos y Tejos de Mar del Plata que surgió en 1995 luego de que los Juegos Panamericanos, de esta fecha, marquen un antes y después para el famoso Campo de Deportes de nuestra ciudad.

Gracias al accionar de personas como Orlindo “Rolo” Mañas (quien da nombre a la actual cancha de bochas del club), Roberto Carriño y los hermanos Maffioni; la gestión en ese entonces del EMDER les otorgó los terrenos al aire de libre de las dos canchas de bochas. También una casa, antigua estación de radio hasta fines de los 80s y actual sede de la asociación y salón de eventos. Poco a poco, levantaron paredes, cerraron las canchas y conformaron una institución.

En 2008 se arman una comisión, se anotan en PAMI para conseguir la personería jurídica como “centro de jubilados”. Desde “Primera Tarde” programa emitido por Radio Mitre Mar del Plata (FM 103.7) se comunicaron con el secretario de la asociación, Roberto Pereyra, quien anunció felizmente que “las canchas techadas están en perfectas condiciones a tal punto que vamos a hacer las finales de los Juegos Bonaerenses de Abuelos”.

“Nosotros dependemos del EMDER estamos encuadrados dentro de un espacio físico junto a la pileta cubierta, patinódromo, la pista de atletismo y entre otras. Allí tenemos nuestro salón de eventos y de bochas. Conjuntamente con la cancha de las bochas hay un salón muy grande con diversas posibilidades que fuimos tratando de reacondicionar con esfuerzo y ayuda que nos dio el organismo municipal. Lo inauguramos con el nombre de Perla Carlino y estamos orgullosos de ser el primer lugar que le puso el nombre semejante tradicionalista marplatense”, mencionó Roberto.

Actualmente lo que necesitamos es tranquilidad y precisamente lo económico lo tenemos en segundo plano. Buscamos salud, armonía y un tiempo final de alegría. Por ahora las cosas mínimas las tenemos. Con el EMDER andamos muy bien tenemos una comunicación directa y las necesidades cubiertas”, cerró.

Con información de "Portal Universidad" 

Comentarios