Grooming: la manipulación psicológica que pone en peligro a miles de chicos

En el 2021 la UNESCO informó que Argentina es el segundo país de América Latina con más delitos por ciberacoso infantil.

Por Redacción

sábado 14 de mayo, 2022

Con el avance tecnológico, las nuevas generaciones y la pandemia, los casos de acoso virtual aumentaron exponencialmente. En el 2021 la UNESCO informó que Argentina es el segundo país de América Latina con más delitos por ciberacoso infantil y que durante los últimos 18 meses de pandemia, estos hechos se incrementaron casi un 50%.

Un tipo de acoso virtual es el grooming, que se trata de la captación de menores de edad a través de medios tecnológicos con el fin de realizar un abuso sexual. Portal Universidad dialogó con Ana Diorio, docente de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Ingeniera y Perito en Informática y Directora del InFo-Lab, quien explicó que “los captadores, buscan que el menor, de alguna manera, produzca o envíe material íntimo a la persona que lo está captando”, dijo.

La especialista comentó que “en el medio de este proceso, la persona que comete el delito busca ese contenido para otros fines que pueden ser propios, pero muchas veces termina nutriendo redes de pedófilos”.

En muchas ocasiones, “ese delito termina generando un proceso de acoso e incluso extorsión”, donde los delincuentes utilizan el chantaje para conseguir lo que quieren. “Terminan generando que el menor, en medio de la angustia por la vergüenza, de haber enviado una primera imagen, terminan produciendo más fotos de contenido sexual explícito”.

La gravedad de exponerse a este peligro, no siempre termina con el envió de las imágenes y su respectiva viralización, sino que “en algunos casos ocurren violaciones o asesinatos que iniciaron con una situación de grooming”, afirmó.

Los primeros casos que se conocieron sobre grooming, trataban de una falsa identidad del victimario, donde su edad es la misma que la de su víctima y se ganaba su confianza. Pero, la docente destacó que “hoy en día, conocemos casos de groomers que nunca falsearon su edad, y así y todo, los menores conversan a través de las redes con estas personas mayores de edad”.

Los chicos y la tecnología

Diorio explicó que “las víctimas de grooming son desde los 8-9 años en adelante”. A lo que agregó que “por eso es muy importante que haya una educación en la alfabetización digital. Los niños y niñas tienen teléfonos móviles y acceden a internet prácticamente desde que saben leer y escribir”.

Ante esta situación, donde el índice de edad es muy menor, detalló que “no tienen conciencia por cuestiones de intimidad. Nosotros solemos decirles nadie puede tocarte tus partes íntimas, uno lo va educando en un montón de situaciones pero, tal vez, descuida lo digital”.

“Se cree que si está en su casa con el celular está cuidado, y en realidad un teléfono es una puerta al mundo”, destacó.

Manipulación psicológica

Durante las conversaciones y la búsqueda del groomer por generar un vínculo con su víctima, “hay una manipulación tremenda. Cuando hacemos pericias y vemos los mensajes no podes creer que un menor de edad termine haciendo lo que esa persona le dice”.

“Es algo que sucede en meses, donde el delincuente conversa todo el tiempo, le muestra su interés y está atento a lo que le sucede. Genera un diálogo conde logra cierta intimidad, QUE la víctima que se siente en confianza con esa persona”, declaró Diorio.

Esta manipulación psicológica que crea el captador, viene de la mano con “mostrarse protector, que es quien los entiende, los comprende, está presente y va desdibujando el papel de los otros”, mencionó.

La docente expresó que “en esa conversación de confianza, comienzan las preguntas de índole sexual hasta que se terminan enviando imágenes. Hay una cuestión de manipulación increible”.

¿Cómo podemos prevenirlo?

Diorio trabaja desde hace más de diez años en distintos esquemas de prevención. “Realizamos charlas en todos los órdenes, primero con educadores y con los padres a que estén atentos a las conversaciones y a la actividad que realizan en general en internet”, planteó.

Las recomendaciones que brinda la docente son:

“Que los padres estén atentos a las actividades que realizan sus hijos en internet”
“Concientizar y sensibilizar a todo lo que es educadores docentes e incluso clubes, porque puede ser algún profesor/a que esté al tanto y note algún cambio y sepa que está sucediendo”
“Que los niños, niñas y adolescentes estén al tanto de estas situaciones para alertarse”

“La mayor arma en estos casos es la prevención, la concientización y el cuidado de los adultos. Las escuelas están trabajando con estas líneas y en general hay una preocupación por esta temática, es algo que se viene atravesando desde hace mucho tiempo”, manifestó.

Para finalizar, la Ingeniera afirmó que “es importante incluir las cuestiones de cuidado vinculados al mundo digital. Tiene que ver con cuestiones vinculadas a este cuidado integral, para prevenir, estar atento y alerta”.

 

FUENTE: PORTAL UNIVERSIDAD (UNMDP)

Comentarios