Viruela del mono: ¿nueva cuarentena?

La Organización Mundial de la Salud alertó por el origen de la afección y la posibilidad de su transmisión comunitaria.

Por Gimena Rubolino

lunes 23 de mayo, 2022

La viruela del mono es una enfermedad rara que está en expansión desde principios de mayo en Europa.

La Organización Mundial de la Salud alertó por el origen de la afección, la posibilidad de su transmisión comunitaria y qué cuidados hay que tener.

El pasado domingo, Bélgica se convirtió en el primer país en declarar cuarentena obligatoria para las personas infectadas con viruela del mono tras detectarse cuatro casos en el país.

Presenta síntomas similares a los de la viruela, enfermedad erradicada desde 1980, pero de menor transmisibilidad, gravedad y mortalidad.

Origen de la enfermedad

Es endémica principalmente en África Central y Occidental. En los últimos años, hubo un claro incremento en su frecuencia y distribución.

Actualmente, los países endémicos son: Benín, Camerún, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Gabón, Ghana (aquí solo se la ha identificado entre animales), Costa de Marfil, Liberia, Nigeria, República del Congo (Brazaville), Sierra Leona y Sudán del Sur.

También se registraron casos en: Reino Unido, España, Portugal, Italia, Canadá, Estados Unidos, Australia, Suecia, Francia, Bélgica y Alemania. Hasta el momento hay 92 casos confirmados y 28 sospechosos.

¿Cómo se contagia la viruela del mono?

Por el momento se cree que se transmite a través de la saliva, excreciones respiratorias o por el contacto con el exudado de la lesión o el material de la costra.

También hay posibilidades de contagio durante las relaciones sexuales y por la excreción viral a través de las heces, aunque aún no hay muchos datos sobre ello.

La transmisión de persona a persona es menos eficaz que la transmisión de animal a persona.

Los síntomas se asimilan a los de la viruela pero en menor gravedad:

- fiebre.

- dolor de cabeza.

- escalofríos y agotamiento.

- dolores musculares y dorsales durante los primeros cinco días.

- erupciones en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies.

- lesiones.

- pústulas y costras.

 

El período de incubación (tiempo desde la infección hasta el inicio de los síntomas) suele ser de 7 a 14 días y el curso de la enfermedad puede durar de entre 14 y 21 días.

Diagnóstico y prevención

Se toman muestras de las lesiones cutáneas, de las costras y de la orofaringe. Se utilizan técnicas moleculares mediante PCR para realizar el diagnóstico.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) recuerdan que lavarse las manos sigue siendo una acción decisiva ante este virus.

Practicar una buena higiene de manos después del contacto con animales o humanos infectados. Lavarse las manos con agua y jabón o usar un desinfectante para manos a base de alcohol. Además, recomiendan cocinar bien todos los alimentos que contengan carne o partes de animales.

¿Qué medidas de aislamiento hay que tener en cuenta ante un caso sospechoso de viruela del mono?

Se considera un caso sospechoso: tener vínculo epidemiológico con un caso confirmado o probable de viruela de mono en los 21 días previos al inicio de los síntomas haber estado de viaje en África Occidental o Central en los 21 días anteriores al inicio de los síntomas.

Frente al aumento de casos en Europa, el Ministerio de Sanidad de España declaró que para los casos no hospitalizados se debe mantener al enfermo en una habitación o área separada de otros convivientes hasta que todas las lesiones hayan desaparecido, especialmente si las personas presentan lesiones extensas o con secreciones o síntomas respiratorios, además de evitar el contacto físico y las relaciones sexuales. También, recomienda que las lesiones estén cubiertas y el uso de mascarilla quirúrgica especialmente en aquellos que presenten síntomas respiratorios.

Comentarios