General Pueyrredon, un municipio con "transparencia de excelencia"

El dato se desprende de un informe publicado recientemente por Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP). Unas 32 comunas demostraron una “alta visibilidad” en sus datos económicos.

Por Redacción

miércoles 25 de mayo, 2022

Unos 32 municipios bonaerenses alcanzaron una transparencia fiscal “alta” en los últimos meses y otros presentaron mejoras en la visibilidad de datos económicos, pero la mayoría de ellos aún presenta problemas y 83 (alrededor 61%) mantienen un nivel entre “bajo o regular” y “nulo”.

Los datos se desprenden de un informe presentado por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) que, desde 2018, lleva adelante monitoreos periódicos para motivar el cumplimiento de la legislación que propone que las comunas publiquen sus presupuestos y la ejecución de los mismos, entre otros datos financieros.

La ASAP realiza relevamientos semestrales de las webs oficiales de los municipios y puntúa la publicación del presupuesto y de su ejecución, de la situación económico-financiera trimestral, de gastos y de la deuda pública. Además, pondera la accesibilidad a la información.

En cada informe que hacemos notamos que hay mejores resultados. Los municipios publican más información y con mayor apertura de datos”,  contó el director ejecutivo de la filial Buenos Aires de ASAP, Federico Collino.

El actual informe concluye en que “treinta y dos (32) municipios alcanzan un nivel alto en el índice de transparencia y visibilidad”, “veinte (20) distritos llegan al nivel medio”, “cincuenta y cuatro (54) a un nivel bajo o regular”, mientras que “los restantes veintinueve (29) se ubican en el rango de nivel nulo en cuanto a publicación de la información presupuestaria y de ejecución relevada”.

Teniendo en cuenta estos resultados, la ASAP advierte que “más del 61% de los municipios de la provincia de Buenos Aires” cuenta con “un índice de transparencia y visibilidad bajo, regular o nulo, lo cual demarca el intenso trabajo que aún resta realizar” para cumplir con las normativas vigentes. En tanto, la organización destaca una “mejora relativa en la visibilidad de las cuentas presupuestarias y fiscales de veintiséis (26) municipios”.

De los 135 municipios bonaerenses, de acuerdo a lo detallado por la agencia DIB, en el grupo de “alta visibilidad”, unos 21 alcanzaron una transparencia de excelencia (100 puntos sobre 100 posibles). En este grupo selecto quedaron Balcarce, Berisso, Bragado, Carlos Tejedor, Chascomús, Chivilcoy, Florentino Ameghino, General Madariaga, General Pinto, General Pueyrredon, La Matanza, La Plata, Lincoln, Lobería, Magdalena, Nueve de Julio, Olavarría, Rauch, Saavedra, Saladillo y San Cayetano.

En tanto, con puntajes cercanos, también lograron una “alta visibilidad” General Belgrano (95), General Viamonte (95), Rojas (95), Tres Arroyos (95), Carlos Casares (90), Escobar (90), Mercedes (88), Tandil (85), General San Martín (80), General Villegas (80) y Monte Hermoso (80). En este grupo son para destacar las apariciones de Rojas y La Plata que hasta noviembre pasado estaban entre los municipios de “nulo” cumplimiento.

El reciente informe de ASAP también ubica a unas 20 comunas entre las de cumplimiento medio. En las webs de las mismas “se aprecia un menor nivel de información publicada y de cumplimiento de plazos”.

En este nivel están: Benito Juárez (70), Coronel Suárez (70), Trenque Lauquen (70), Tigre (68), Salto (63), Avellaneda (60), Berazategui (60), Tres de Febrero (58), Bahía Blanca (55), Azul (50), Junín (50), Las Flores (50), Villarino (50), Baradero (48), Colón (45), Guaminí (40), Hipólito Yrigoyen (40), Lanús (40), Pellegrini (40) y Suipacha (40).

En tanto, los municipios de cumplimiento “bajo o regular” son 54. Los mismos “publican sólo su situación económico financiera con rezago de más de un trimestre, o bien alguna referencia al Presupuesto 2022”. “Tienen en común la particularidad de un cumplimiento parcial de la normativa de referencia en cuanto exposición de la información y al cumplimiento de los plazos establecidos”, explica el informe de ASAP.

Entre otros, en este escalón se encuentran Lobos (39), Rivadavia (38), San Antonio de Areco (35), Ayacucho (30), Bolívar (30), Dolores (30), Laprida (30), Pehuajó (30), Pinamar (30), Quilmes (30), Villa Gesell (30), 25 de Mayo (30), Chacabuco (25), San Nicolás (25) y Moreno (18).

Finalmente, en el grupo de “nula exposición de datos” hay 29 comunas. Estas “se encuentran en situación de incumplimiento, no habiendo publicado vía web, la información económica financiera del ejercicio en curso y en ningún caso el presupuesto vigente”. Algunos municipios que están en este nivel son General Alvear (5), Lezama (5), Morón (5), San Isidro (5), Cañuelas (0), La Costa (0), Merlo (0), Pila (0) y San Pedro (0).

La primera medición de la ASAP fue en 2018 y determinó que el 84% de los municipios demostraba niveles de transparencia entre regulares y nulos. Ese número cayó al 70% en 2019 y se mantuvo cercano a ese porcentaje en 2020, mientras que volvió a subir en el primer informe del año pasado y se ubicó en el 75%.

En noviembre de 2021 los municipios de baja o nula transparencia pasaron a ser el 61% del total, número que se mantuvo en el actual informe. Sin embargo, se puede destacar que en el reciente relevamiento solo 29 municipios se ubicaron en el último escalón (el de “nula exposición de datos”). A fines del año pasado eran 34 los que estaban en ese nivel.

“Muchos municipios que no estaban publicando información ahora lo están haciendo. Hay mejor predisposición y son cada vez menos los que no publican nada”, le dijo Collino a DIB.

En el año 2005, la provincia de Buenos Aires adhirió al Régimen de Responsabilidad Fiscal nacional a través de la ley N° 13.295. Esa norma, modificada en 2017, sostiene en su artículo 4 que “cada municipio publicará en su página web el presupuesto anual” (aprobado o prorrogado).

Además, determina que las comunas difundan información: “trimestral de la ejecución presupuestaria”, del “gasto clasificado según finalidad y función”, del “stock de la deuda pública, incluida la flotante”, del “pago de servicios de la deuda” y del “nivel de ocupación del sector público al 31 de diciembre y al 30 de junio de cada año con un rezago de un trimestre”.

Comentarios