Juntos en problemas: De la Torre renunció a la vicepresidencia del Senado

El legislador bonaerense expuso las internas de la oposición en torno a la designación de Federico Thea como nuevo presidente del Tribunal de Cuentas de la Provincia.

Por Redacción

miércoles 25 de mayo, 2022

El senador bonaerense de Juntos, Joaquín de la Torre, renunció a la vicepresidencia segunda de la Cámara alta por estar en desacuerdo con el acuerdo formulado entre su fuerza y el Gobierno de Axel Kicillof, para designar a Federico Thea como nuevo presidente del Tribunal de Cuentas de la Provincia.

Ex intendente de San Miguel y ministro en la gestión de María Eugenia Vidal, que venía cuestionando a la conducción del bloque que lidera Christian Gribaudo, no solo votó por la negativa sino anunció en la sesión que renunciaba a la vicepresidencia segunda del Senado.

“Llegamos a un acuerdo que no fue consensuado, no nos pusimos ni de acuerdo ni no de acuerdo, algunos le dieron la tranquilidad al Gobierno de que iban a estar presentes y dar quórum”, aseguró el legislador, quien consideró que “prevalecieron los acuerdos externos por sobre los internos. Nada menos que para dar un cargo vitalicio”.

Luego, dedicó unas palabras en la red social Twitter para justificar su decisión: “La razón de mi renuncia es sencilla: no podemos entregarle al kirchnerismo el Tribunal de Cuentas de manera vitalicia a cambio de un par de cargos para Juntos. Esto es buscar privilegios a espaldas de la gente. Así más que halcones o palomas parecemos pavos reales”.

Tal como había adelantado DIB, el acuerdo político entre el Frente de Todos y Juntos que posibilitó cubrir las vacantes se alcanzó luego de que el expresidente Mauricio Macri vetara un entendimiento para incluir también la aprobación de un nuevo régimen jubilatorio para los empleados del Banco Provincia. De ese entendimiento fallido, subsistió el acuerdo por los cargos que ahora refrendó la Legislatura, en una sesión doble en Diputados y Senadores.

Así, Thea llega a la conducción del estratégico Tribunal de Cuentas que por 35 años ejerció Eduardo Grinberg, de origen radical. Thea asumirá pero a través de un acuerdo que implica reducir los poderes inherentes a su cargo, lo que se efectivizará a través de una nueva ley para regir ese organismo. En esencia, lo que se le recorta al nuevo presidente es la facultad para nombrar y despedir personal, que ahora será compartida con los cuatro vocales de la institución: las decisiones se tomarán por votación entre los cinco, por mayoría simple.

Comentarios