El Gobierno de Bolsonaro formaliza el pedido para la privatización de Petrobras

La decisión fue tomada por el ministro Adolfo Sachsida, un autodenominado libertario dentro del espacio bolsonarista que asumió el cargo este mes por decisión del mandatario.

Por Redacción

martes 31 de mayo, 2022

El Ministerio de Minas y Energía de Brasil formalizó este martes el pedido para incluir a la gigante petrolera estatal Petrobras en el programa de privatizaciones del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, cuando faltan menos de cinco meses para las elecciones del 2 de octubre.

La decisión fue tomada por el ministro Adolfo Sachsida, un autodenominado libertario dentro del espacio bolsonarista que asumió el cargo este mes por decisión del mandatario, enojado por los constantes aumentos que determina Petrobras sobre los combustibles.

Ahora, la empresa será incluida en el Programa de Sociedad de Inversiones (PPI, por sus siglas en portugués) que lleva adelante el ministro de Economía, Paulo Guedes.

En un comunicado, el Ministerio de Minas y Energía informó que la "desestización de Petrobras es una propuesta oportuna debido a la coyuntura energética corriente, frente a la situación geopolítica mundial".

El proceso para la privatización de Petrobras requiere de la aprobación de varios órganos fiscalizadores del Estado y el Congreso, por ello los analistas ven la posibilidad lejana y apenas como un guiño de Bolsonaro al sector liberal de los medios y el mercado financiero de cara a su reelección.

Bolsonaro se quejó públicamente de la "codicia" y "ganancia extraordinaria" de Petrobras con la política de paridad de precios internacionales en el mercado interno, pese a que depende del Poder Ejecutivo la administración de la empresa.

El mandatario cambió a tres presidentes de la petrolera pero mantuvo la línea de la política de precios internacionales que son pasadas a las estaciones de servicio.

El anuncio forma parte de la agenda del gobierno para un eventual segundo mandato de Bolsonaro, que prometió desprenderse de más empresas públicas luego de haber vendido la subsidiaria de Petrobras, Br Distribuidora, la mayor red de estaciones de servicio, y una refinería.

Este movimiento legal hacia la privatización de Petrobras, la mayor empresa de Brasil y líder en exploración en aguas profundas, le sigue al proceso en marcha de vender la gigante eléctrica Eletrobras, la más grande compañía eléctrica de América Latina.

El viernes pasado, Eletrobras entregó los documentos necesarios para llevar a cabo la oferta de acciones con miras a su privatización, lanzando oficialmente una operación que podría generar 30.000 millones de reales (6.250 millones de dólares) según estimaciones del Gobierno.

La capitalización de Eletrobras se cotizará el 9 de junio, según un comunicado entregado a la Comisión Nacional de Valores Mobiliarios (CVM).

La transacción implicará una oferta primaria y secundaria de acciones ordinarias realizadas simultáneamente en Brasil y en el exterior. La oferta primaria será inicialmente por 627.675.340 nuevas acciones.

Esta privatización se realizará mediante un movimiento del paquete accionario y no una subasta para una empresa como se realizó en los años noventa con las telefónicas.

El Estado se quedaría con menos del 40% de las acciones ordinarias de Eletrobras.

En la actualidad, la firma es responsable de un tercio de la generación energética de Brasil, con una capacidad instalada de 50.000 megavatios (MW) y más de 70.000 kilómetros de tendidos eléctricos.

La empresa aumentó sus ganancias en 68% en 2021, en la comparación interanual.

Comentarios