En este día y cada día: la historia del encargado de actualizar el calendario frente a la Catedral de Mar del Plata

De lunes a lunes a las cinco de la mañana se para frente a la parcela que integra una de las partes de la plaza San Martin y forma el calendario de granza y polvo de ladrillo. ¿Quién es? se preguntan vecinos y turistas, la duda está por saldarse.

Por Redacción

domingo 5 de junio, 2022

Desde hace 27 años Hugo llega a la plaza San Martín a las 5:10 de la mañana con frío, lluvia, sol o calor. Toma sus planchas de madera, moldes del día, mes y año, de lunes a lunes, y frente a la Catedral marplatense en una pequeña parcela hace su magia. Muchos vecinos lo espían, los turistas preguntan quién es la persona misteriosa que día a día escribe la fecha con granza y polvo de ladrillo.

“Nací en Santiago del Estero y en el 80 vine a Mar del Plata. Comencé en el año 1989: mi tarea arranca a las 5:10 de la mañana, me demanda una hora de trabajo. Primero desarmo la fecha y día anterior, luego tapo con granza y polvo de ladrillo. A fin de mes lo cambiamos en su totalidad y allí demoro dos horas o más”, explicó Hugo Perea en el aire de Radio Mitre Mar del Plata (FM 103.7)

“Tenemos una medida: el centro del calendario está marcado y esa es mi guía, incluso el número. Tengo el día a día hecho sobre una base de madera y agarrada de tornillos. Lo que es recuperable son las piedras. Siempre intento reciclar, son moldes pesados. Con lluvia se hace igual y la única dificultad es que se lava la piedra cuando llueve mucho”, agregó con emoción.

Hugo hace 35 años que trabaja en la Municipalidad: “El legado lo tome de una persona que se jubiló. Ahora el mentor de dos jóvenes soy yo, durante la pandemia por tema de salud no estuve durante un año, pero una vez que me aplicaron la vacuna regresé”. Y remarcó que “mucha gente se aparece en el horario que lo hago para verlo son curiosos persona me dicen: “ah te encontré” y te sacan fotos. Me gusta hacerlo es mi trabajo, es un placer. Nunca se alteró la rutina, siempre fui igual. Además, soy el encargado de la plaza, tengo que cuidar la plantación, la limpieza y el Monumento a San Martin”.

Por otro lado, remarcó que anteriormente “desempeñaba trabajo en el corralón municipal. Nosotros somos espacios verdes del EMSUR” y pensativo concluyó que probablemente cuando se jubile pase “a ver como está, como lo hacen muchos otros jubilados”.

Comentarios