Advierten que cae el consumo en los comercios de cercanía

A través de una encuesta de Ispeci, afirman que sólo el 31% de los comerciantes mantuvo los volúmenes de compra a sus proveedores, mientras que el 69% restante tuvo que reducir el abastecimiento de sus negocios.

Por Redacción

domingo 12 de junio, 2022

En el marco del relevamiento mensual de precios de los 57 productos de la Canasta Básica de Alimentos (CBA), que realiza el Instituto de Investigación Social Económica y Política Ciudadana (Isepci) en 120 negocios de cercanía de los barrios populares de Mar del Plata y Batán, y el incremento notable, el director del Isepci en Mar del Plata, Rodrigo Blanco, comentó una nueva iniciativa del instituto en la ciudad: “El pasado mes de mayo, desde el Isepci se llevó a cabo una encuesta a nivel local, a aquellos comerciantes que abren las puertas de su negocio para realizar el IBP mensualmente. La finalidad de este nuevo relevamiento es tener datos respecto a la percepción de las variaciones en las compras de los consumidores".

"Buscamos abrir un canal de escucha con quienes abastecen de alimentos y otros productos de primera necesidad a las familias de los barrios. Sabemos que muchas veces son los comerciantes quienes reciben las quejas por los aumentos de precios, pero es importante poner en debate a los verdaderos formadores de precios que, en la cadena de producción, tienen a las grandes cadenas de proveedores mayoristas como un núcleo de la concentración del mercado que debe ser controlado desde el Estado. Según el INDEC en el primer trimestre del año los alimentos en mayoristas aumentaron el 25%. Estos grupos mayoristas continúan afuera de los acuerdos de precios nacionales. Los pequeños y medianos comerciantes barriales, al igual que las y los consumidores, también son víctimas de los aumentos que luego deben reflejar en los precios de venta de los productos”, detalló.

Asimismo, el referente de Libres del Sur Mar del Plata planteó: “En cuanto a los cambios en las formas de consumo, más del 90% de las y los comerciantes manifestaron haber observado en los últimos meses que las y los consumidores eligen marcas más económicas al momento de realizar sus compras. Asimismo, el 88% reconoció que sus clientes dejaron de comprar los alimentos por peso, y lo hacen muchas veces según la cantidad de dinero con que cuentan. Es decir, por ejemplo en lugar de pedir 1kg de carne picada o 1kg de zanahoria, piden una suma de dinero que saben que pueden costear del producto que necesitan. Complementariamente, un 60% de comerciantes consideraron que sus clientes realizan compras de menor volumen, llevando menos productos o menos cantidad que en los meses anteriores”.

“Respecto a las compras realizadas por las y los comerciantes, nos encontramos con que, en comparación con los últimos meses, sólo el 31% mantuvo los volúmenes de compra a sus proveedores, mientras que el 69% restante tuvo que reducir el abastecimiento de sus comercios. Asimismo, el 34% cambió las marcas que solían adquirir para su negocio, optando por marcas más económicas. Por otro lado, el 85% de los comercios relevados no ofrece los Precios Cuidados", agregó.

En este sentido, Blanco concluyó: “Nos encontramos con datos alarmantes: no solo cambios en las formas de consumo, sino también una disminución drástica del consumo, lo cual refleja la pérdida del poder adquisitivo que se vive en los sectores populares, y que tiene como consecuencia menos comida y menor calidad nutritiva en la mesa de las familias. Es preocupante sabiendo todo el daño que produce una alimentación incompleta y limitada, tanto para las infancias y juventudes en formación como para las y los adultos.”

Comentarios