“Lo peor que podría hacer el gobierno es devaluar sin un plan”

Lo dijo Luis Secco, economista, quien conversó en CNN Radio sobre la crisis de la deuda en pesos.

Por Redacción

viernes 17 de junio, 2022

Luis Secco, economista, conversó en CNN Radio sobre la crisis de la deuda en pesos, por la cual ministro Martín Guzmán citó a los banqueros para persuadirlos de que compren bonos en la moneda local, y advirtió que “abre una ventana porque el dinero es de la gente”.

"Lo peor que puede hacer el gobierno es que los bancos terminen comprando pasivos de deuda que nadie quiere", consideró en diálogo con Marcelo Longobardi.

"La culpa la tiene el gobierno porque es imposible que el mercado crea y confíe en una consolidación fiscal en un contexto de 90% de aumento de gasto público”, argumentó.

En este sentido, lamentó que "el gobierno le pide a un montón de actores que haga la tarea pero hace todo lo contrario y se empecina con las mismas recetas que nos conducen al mismo lugar".

Según explicó, en general estas crisis tienen un origen fiscal, pero acá lo que está pasando es que para el que se va de los pesos la vía de escape sigue siendo el dólar, pese a los cepos.

"Lo peor que podría hacer el gobierno es devaluar sin un plan, si solo toca el tipo de cambio estamos jodidos", aseguró, "pero como 'presidente que devalúa, se devalúa', le escapan a ese riesgo y deciden ir por más cepo".

Una eventual profundización del cepo cambiario podría implicar más control de importaciones y novedades en los viajes al exterior y otros pagos con tarjetas de crédito, que han dado un salto importante. "Esa tampoco es la solución, es riesgo de efecto negativo sobre el nivel de actividad económica que tampoco ayuda a la sustentabilidad de la deuda", evaluó al respecto.

"Estamos frente a una corrida en busca de su gatillo, viendo qué evento puede haber en el horizonte que pueda gatillar una fase final de aceleración de esta crisis", graficó.

Desde su punto de vista, "si el Banco Central no consigue el vencimiento, se podría arrancar más claramente esa fase final. Si lo logra, este gobierno y el próximo tendrán que dar una serie de exámenes de eventuales gatillos de una nueva corrida contra la deuda y el peso".

“Y ojalá que se borren de la cabeza esta posibilidad de exigirle a los bancos que compren deuda porque el depositante ya sabe cómo termina esta historia, la hemos visto muchas veces", alertó, "y también tenemos alguna idea de cómo empieza y eso lo estamos viendo ahora".

"Este gobierno adolesce de un equipo profesional y una conducción unificada de los problemas", concluyó.

Comentarios