"No queremos convertirnos en un paraíso de la droga y el descontrol"

Lo afirmaron desde la Comisión vecinal de los barrios Don Bosco , Sarmiento y Los Andes. Celebraron la ordenanza aprobada en el Concejo Deliberante para regular el funcionamiento de la Zona Roja en el distrito de General Pueyrredon.

Por Redacción

lunes 27 de junio, 2022

Se aprobó en el Concejo Deliberante una ordenanza para reglamentar y regular la oferta y demanda de servicios sexuales en la vía pública en el distrito de General Pueyrredon.

La ordenanza sancionada de Juntos llegó a la sesión del cuerpo legislativo con dictamen de mayoría y logró el acompañamiento de los once concejales del interbloque oficialista y el edil del bloque de Creciendo Juntos, Nicolás Lauria.

Entre los principales puntos, se contempla la aplicación de multas y arresto para quienes no respeten los lugares y horarios autorizados. Tras la promulgación, el Ejecutivo local dispondrá de un plazo de 45 días para decretar la ubicación del o los lugares autorizados para funcionar como Zona Roja.

En un comunicado de prensa enviado a la redacción de El Marplatense, desde la Comisión vecinal de los barrios Don Bosco , Sarmiento y Los Andes indicaron que “el pasado viernes en un hecho histórico para nuestra ciudad se sancionó finalmente la ordenanza que regulará la prostitución callejera. Más de 2 décadas de espera por parte de vecinos que nos hemos visto vulnerados en todos nuestros derechos , siendo víctimas directas estos últimos años de amenazas y violencia física por parte de un colectivo que pretende ampararse en una falsa victimización para delinquir y vandalizar libremente en 5 barrios marplatenses” .

Y remarcaron que “esto no hubiera sido posible sin un ejecutivo que tuviera la firme decisión de ordenar el espacio público y hacerse cargo de un problema del cual todos hasta hoy habían esquivado sistemáticamente, condenando a los vecinos a vivir en la una zona liberada”.

A su vez, resaltaron: “Gracias intendente Guillermo Montenegro quién en su primer visita al barrio nos dijo ‘si no los ayudo no puedo volver a caminar por acá' , al exsecretario de Seguridad Horacio Garcia , quién desde el primer día de trabajo acompañó en forma personal nuestro padecimiento, entendiendo claramente cuales eran las herramientas que nos llevarían a una posible solución y se hizo cargo los siete días de la semana de nuestra impaciencia y reclamos . Gracias al concejal Nicolás Lauria que puso por primera vez sobre tablas un proyecto para abrir el debate y que enfrentó agresiones desmedidas hasta de sus pares , quienes hasta el día de hoy se niegan a aceptar que las obligaciones y normas de convivencia de una sociedad civilizada y organizada deben ser cumplidas por todas las personas independientemente de su género . A los concejales Agustin Neme y Marianela Romero por la valentía de sus discursos y de no amedrentarse el día de la votación en un recinto donde el colectivo trans fiel a su costumbre les profería insultos y amenazas acompañadas por una funcionaria pública que de forma inadmisible avaló la interrupción de un acto democrático. A todos los vecinos y vecinas que durante estos años tomaron protagonismo y compromiso en la defensa de los derechos fundamentales de cualquier persona que solamente quiere vivir en paz , al margen del escándalo y el delito. Agradecemos por último a los medios de comunicación quienes hicieron visible permanentemente nuestras marchas, acampes y cada acción emprendida por esta Comisión de vecinos”.

Y destacaron que “finalmente el municipio dio una respuesta concreta en lo que le compete, ahora es el turno de dos grandes ausentes responsables también de una situación que nada tiene que ver con la homofobia, transforbia o xenofobia, sino con la seguridad de la ciudad. Sobre la comisión de los delitos del narcomenudeo será la Justicia y Migraciones quién deba proceder (sobradas pruebas tienen ya que hemos entregado en mano a fiscales: fotos, nombres, audios y videos de quienes venden estupefacientes en nuestros barrios y hasta de los sitios donde esconden la droga a comercializar)”.

Queremos vivir en una ciudad que tenga lugar y oportunidades para todas las personas , que podamos ir a trabajar y estudiar sin miedo , que nuestros viejos puedan pasar sus noches con la necesidad básica de poder dormir , que cobije todas las diversidades raciales ideológicas políticas y de género . Pero no queremos convertirnos en un paraíso de la droga y el descontrol donde algún sector fuera quien sea crea que tiene ‘piedra libre’ para delinquir y avasallar los derechos de otras personas. Seguiremos avanzando juntos hoy renovados en la esperanza próxima de volver a vivir en paz”, concluyeron los vecinos en las redes sociales.

Comentarios