Avanza la identificación de los inmigrantes encontrados muertos en Texas

La máxima autoridad de México en materia migratoria dijo que solo faltaba identificar un cuerpo, y que entre las 50 víctimas mortales restantes, había 27 mexicanos.

Por Redacción

miércoles 29 de junio, 2022

Autoridades de Estados Unidos han identificado a casi todos los 51 inmigrantes ilegales hallados muertos dentro de un camión y al costado de una ruta bajo un sol abrasador en el sureño estado de Texas, fronterizo con México, informó el Gobierno mexicano.

La máxima autoridad de México en materia migratoria dijo que solo faltaba identificar un cuerpo, y que entre las 50 víctimas mortales restantes, había 27 mexicanos, y no 22 como se había informado el martes.

"Fallecidos mexicanos son 27, hondureños 14, guatemaltecos siete, salvadoreños dos y un cuerpo sin identificar", dijo el director del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño, en conferencia de prensa.

La información no fue confirmada de inmediato por las autoridades estadounidenses.

Hasta el martes, al menos 34 de los inmigrantes encontrados muertos en las márgenes de San Antonio ya fueron "potencialmente identificados", dijo la noche del martes la comisionada del condado de Bexar, Rebeca Clay-Flores, donde queda esa ciudad texana.

La confirmación de sus identidades requiere todavía pruebas adicionales, como la toma de huellas dactilares, dijo la funcionaria, que describió la tarea como muy compleja y dijo que no podía especular sobre cuánto durará el proceso.

Tres personas fueron detenidas por el hecho, dijeron el martes autoridades, aunque no estaba claro si tenían o no alguna responsabilidad.

Garduño dijo que entre los detenidos estaba el conductor del camión, al que identificó como Homero N.

Agregó que "intentó hacerse pasar como uno de los sobrevivientes, por lo que fue detenido con otros dos presuntos responsables", informó la agencia de noticias AFP.

El vehículo llevaba una matricula de una empresa estadounidense de Alamo, Texas, la cual ha negado que fuera de su propiedad, añadió.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el martes que todo apunta a que "la tragedia fue provocada por traficantes de personas que no tienen consideración alguna por las vidas que ponen en peligro y explotan para sacar beneficio propio".

Su par mexicano, Manuel Andrés López Obrador, lamentó lo sucedido y trasladó su apoyo al Gobierno estadounidense y a las familias afectadas, al tiempo que ha dicho estar "atento" a que se lleven a cabo las investigaciones.

San Antonio, a unos 250 kilómetros de la frontera con México, es una de las principales rutas para los traficantes de migrantes. Cientos de miles de migrantes han arribado a Estados Unidos desde México y países centroamericanos en los últimos años.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, anunció este miércoles que la Fiscalía General de su país abrió una pesquisa sobre el hecho y que envió un equipo de investigadores a Texas.

"Sostuve llamada con el Fiscal General de la República, Dr. Alejandro Gertz Manero, quien ha dispuesto abrir carpeta de investigación respecto a la tragedia en San Antonio Texas por hechos relacionados en nuestro territorio", escribió en Twitter.

"Me comparte vuela equipo hacia Texas para ese fin", agregó.

El alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, calificó el hallazgo como "terrible" y señaló que se trata de una "tragedia humana".

Después de un día con temperaturas que rondaban los 40 grados, "los pacientes que vimos ardían al tacto, sufrían de golpes de calor, agotamiento por el calor, ya que no había indicios de agua en el vehículo", señaló el jefe de bomberos Charles Hood.

Un total de 16 migrantes que también se encontraban a bordo del vehículo fueron encontrados con vida y trasladados a varios hospitales de la zona, agregó Hood.

Garduño dijo en México que tres de esos 16 hospitalizados eran mexicanos.

Autoridades habían informado el martes de 50 muertos, pero el vocero del condado de Bexar, Tom Peine, elevó la noche del martes la cifra a 51 y dijo que 39 eran hombres y 12, mujeres, informó la agencia de noticias Europa Press.

Ebrard escribió también en Twitter que se comunicó con el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, y que trabajarán juntos "para ubicar y sancionar a los responsables de la tragedia".

En términos similares Ebrard dijo que está en contacto con su homólogo de Guatemala, Mario Búcaro para trabajar juntos en el apoyo a las víctimas y las familias afectadas.

Se trata de uno de los incidentes más mortíferos ocurridos en la frontera entre México y Estados Unidos relacionados con la emigración.

El papa Francisco expresó también su "dolor" por las tragedias de migrantes, haciendo referencia a este drama y a la muerte de decenas de personas la semana pasada que intentaron entrar al enclave español de Melilla procedentes de Marruecos.

En 2017 al menos 10 migrantes fallecieron después de quedar atrapados en un camión que estaba estacionado en un centro comercial de San Antonio.

En 2003 fueron hallados 19 migrantes muertos dentro de un camión a muy altas temperaturas cerca de esa misma ciudad.

Comentarios