VILLA GESELL

Caso Medina: apartan a la fiscal de la causa y el Juez designó en su reemplazo a Mercuri

Se trata de Walter Mercuri, el reconocido fiscal por llevar adelante la acusación contra los rugbiers, que terminaron con la vida de Báez Sosa. Ahora, tendrá la difícil tarea de brindar respuestas a la familia del joven desaparecido; Marcelo Medina.

Por Redacción

jueves 30 de junio, 2022

Marcelo Medina fue visto por última vez el 8 de mayo en Villa Gesell de acuerdo a un registro de cámaras de seguridad de la vecina localidad.

La familia, luego de más de dos meses, no ha obtenido respuesta por parte de la fiscalía a cargo y han decidido recusar a la fiscal a cargo, Verónica Zamboni. Es por esto, sumado a que la propia fiscal se excusó por "perder el equilibrio del espíritu", que el Juez del caso designó a Walter Mercuri en su reemplazo.

Mercuri, el reconocido fiscal por llevar adelante la acusación contra los rugbiers, que terminaron con la vida de Báez Sosa. Ahora, tendrá la difícil tarea de brindar respuestas a la familia del joven desaparecido.

Consideraron este procedimiento como una falta de "idoneidad" ya que en el caso de la desaparición de una persona cuando se verifica la activación del teléfono celular, "debe ordenarse el allanamiento inmediato del lugar donde se activó, puesto que de otro modo se prolongarían injustificadamente los efectos del o de los delito/s que se estén cometiendo", se explica en una parte de la presentación de la familia.

 

En diálogo con Mitre Mar del Plata (FM 103.7), el abogado de la familia del desparecido, el doctor Soto, dio precisiones de la causa y el nuevo fiscal.

"Lo que hemos visto en este caso es una ausencia total del Estado, desde no cargar en el expediente la aparición del celular de la víctima, hasta la negligencia de los médicos que no quisieron atenderlo en su momento", disparó el abogado.

"Marcelo tuvo claramente un cuadro de desequilibrio psíquico y emocional; un delirio místico. Los médicos de guardia en Villa Gesell, no lo quisieron atender, me dijeron que venga a la puerta del hospital, una locura. Como si una persona en ese estado pudiera movilizarse hasta ahí", dijo.

"En los rastrillajes se burlaban de la situación que padecía Marcelo y lo llamaban ´Jesús´, cuando gritaban en la playa o el bosque. Hicieron una búsqueda formal y rastrillajes de rutina y riéndose de él, sin respeto", agregó.

"Por el lado, de la fiscalía se encontraron restos humanos y en noviembre se hará el estudio, con todo el tiempo que esto significa. No había una buena en esta investigación, se encontró un teléfono y no se nos avisó", remató.

Escuchá la nota compelta:

Comentarios