Alberto Fernández cambió sus planes de forma sorpresiva y concentró su agenda en Olivos

El Presidente suspendió una visita a Escobar. Finalmente, se reunió en la residencia presidencial con la gobernadora de Río Negro y con el senador Weretilneck, cuya fuerza es clave para las votaciones en el Congreso.

Por Redacción

martes 5 de julio, 2022

En medio de las tensiones internas que atraviesan al oficialismo, el presidente Alberto Fernández volvió este martes a modificar su agenda de manera sorpresiva y suspendió la visita que tenía prevista al partido bonaerense de Escobar. El mandatario concentró su actividad en Olivos, donde se reunió con la gobernadora de Río Negro, Arabella Carreras y el senador rionegrino Alberto Weretilneck, cuya fuerza es clave para las votaciones en el Congreso.

El Presidente tenía previsto para recorrer el parque solar municipal ubicado en la localidad de Loma Verde, junto al ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, que terminó concretando la actividad sin el mandatario. La suspensión fue sorpresiva y en la localidad bonaerense esperaban la visita presidencial hasta el último momento.

En Presidencia mantienen en las últimas horas cierto hermetismo sobre las actividades y conversaciones del jefe de Estado, que tenía previsto continuar con reuniones durante la tarde de este martes, pero de las que no se informaron detalles. También monitorea constantemente, informaron en el Ejecutivo, la evolución de la situación económica, en plena suba del riesgo país y tensión cambiaria.

Del encuentro entre el Presidente, Arabella Carreras y Alberto Weretilneck tampoco hubo en lo inmediato información oficial sobre el tema de conversación. Juntos Somos Río Negro tiene dos diputados nacionales y un senador, el propio Weretilneck. En el escenario de paridad que existe en el Congreso, sobre todo en la Cámara Baja, el espacio rionegrino puede ser clave en algunas votaciones.

“No se habló nada de eso, fue puramente institucional. La provincia luego comunicará los detalles”, señalaron cerca de la gobernadora y el senador rionegrino. Podría estar relacionado con la instalación de una planta de hidrógeno verde en la provincia.

En el mismo clima de hermetismo, Alberto Fernández cenó el lunes en la quinta de Olivos con Cristina Kirchner, con quien retomó el diálogo primero por teléfono el fin de semana -antes de definir a Silvina Betakis como nueva ministra de Economía-, y ahora cara a cara, después de más de tres meses sin hablar en privado.

El domingo, pese a que se resistió durante horas, el Presidente se vio forzado a llamar a la Vicepresidenta luego de la insistencia y las presiones de miembros de su propio Gabinete.

El lunes, estuvieron solos y el Ejecutivo decidió no difundir nada concreto sobre el contenido de lo que conservaron en Olivos. Sin embargo, tanto en el sector “albertista” como en el kirchnerista daban por hecho un fuerte intercambio de reproches que, por otra parte, ambos han hecho públicos.

Fuente: TN.

Comentarios