Lula le pidió a la militancia no caer en provocaciones tras el homicidio del dirigente del PT

El exmadatario, favorito en las encuesta para los comicios del 2 de octubre, denunció a Bolsonaro por el "clima de odio electoral" tras el asesinato de Marcelo Arruda en Foz de Iguazú.

Por Redacción

miércoles 13 de julio, 2022

El exmandatario brasileño y candidato presidencial Luiz Inácio Lula da Silva convocó a la población a mantener la calma, a no responder a las provocaciones y a emular a Mahatma Gandhi, el líder político indio que entabló la lucha anticolonialista contra Reino Unido, en medio de la tensión por el asesinato de un dirigente del Partido de los Trabajadores (PT).

En un acto celebrado la noche del martes en Brasilia, Lula denunció al presidente Jair Bolsonaro por el "clima de odio electoral" tras el asesinato del dirigente del PT Marcelo Arruda en Foz de Iguazú el sábado pasado por parte del Policía bolsonarista Jorge Guaranhos, quien lo baleó gritando consignas a favor de Bolsonaro.

"Bolsonaro intenta hacer una guerra de la campaña electoral. Están queriendo instalar que hay una polarización criminal. Es gracioso que digan eso, porque el PT siempre ha participado de todas las elecciones" desde la redemocratización, "sin violencia", dijo Lula, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010.

Lula recordó que participó de las elecciones de 1982 a Gobernador de San Pablo y en las presidenciales de 1989, 1994, 1998, 2003 y 2006. "Las veces que perdí me fui derrotado, nunca hablamos de violencia en la campaña", afirmó.

Ante unas 8.000 personas en el auditorio Ulysses Guimaraes, Lula convocó a la militancia a no caer en provocaciones. "No quiero a nadie aceptando provocaciones. Quedan tres meses para las elecciones y necesitamos que nos multipliquemos, vamos a seguir haciendo actos y vamos a tener que darles una lección de moral como lo hizo Gandhi contra Inglaterra", afirmó Lula al citar al dirigente político independentista y pacifista indio asesinado en 1948. Y también llamó a sus seguidores a "ir a los actos con un libro en la mano" como forma de enfrentarse a la defensa del armamento de la población que defiende el gobierno.

Lula calificó el ataque político contra el tesorero del PT en Foz de Iguazú, que trabajaba de guardia municipal, como consecuencia de "una persona tomada por el odio, el fanatismo, el sectarismo".

"La sociedad empieza con esto a darse cuenta lo que está en juego", afirmó Lula, favorito en las encuesta para vencer a Bolsonaro en los comicios del 2 de octubre.

Lula repudió también el intento de Bolsonaro de acercarse a un hermano de la víctima de Foz de Iguazú luego de haberse negado a lamentar el homicidio. "Él no tuvo empatía con ningún huérfano de los casi 700.000 muertos por Covid-19, ni una lágrima derramó. Este hombre se alejó del planeta Tierra y está viviendo en un planeta donde la humanidad no existe, sólo existe el odio", afirmó. Lula cerró el acto abrazado a una bandera de Brasil y denunciando que el bolsonarismo "intentó apropiarse" de ella.

En Brasilia Lula también logró cerrar acuerdos regionales con sectores ruralistas -alineados históricamente con Bolsonaro- y el Movimiento de la Democracia Brasileña (MDB), el partido del expresidente Michel Temer que lleva como candidata presidencial a la senadora Simone Tebet, que cuenta con entre 2% y 4% de intención de voto en los sondeos.

Fuente: Télam.

Comentarios