Cómo lograr un abdomen firme

Para lucir una panza chata y tonificada es necesario llevar una alimentación baja en grasas, realizar ejercicios y cuidar la piel con los activos indicados.

Por Gimena Rubolino

viernes 15 de julio, 2022

El abdomen es una de las partes del cuerpo que buscan mejorar tanto hombres como mujeres.

Con el paso del tiempo la piel y los músculos tienden a distenderse dando lugar a la flacidez por lo que es necesario, aplicar cuidados específicos.

Alimentación y ejercicio

La alimentación debe incluir un buen aporte diario de proteínas: huevos, carnes magras, lácteos, legumbres y dos litros de agua.

Además, no deben faltar los vegetales, frutas, cereales integrales y evitar las harinas refinadas y el alcohol.

Con respecto a los ejercicios, los especialistas recomiendan entrenar esta zona del cuerpo al menos dos veces por semana y no todos los días porque esto puede provocar lesiones.

Lo ideal es realizar ejercicios isométricos, planchas estáticas y dinámicas, bicicletas, abdominales Crunch, bolita, oblicuos, etc.

Si es necesario reducir tejido adiposo: el entrenamiento debe incluir una sesión aeróbica como correr, saltar, andar en bicicleta, nadar o hiit, etc.

Cuidado de la piel

Si aún llevando una buena alimentación y ejercicio notamos que la piel del abdomen no está firme, es necesario tratar la facidez cutánea.

El masoterapeuta Javier Bazán explica que “podemos realizar una rutina dos veces por semana que incluya una exfoliación de la zona con un scrub corporal. Este se retira con esponjas húmedas”.

Luego, aplicar una crema para masajes con activos como cafeína o fosfatidilcolina y realizar masajes circulares en el sentido de las agujas del reloj. Acompañar con un amasamiento en el tejido, moviendo de forma paralela las manos para un lado y para otro.

Pincelar con un gel térmico, que favorece la movilización de las grasas localizadas. Ocluir la zona con un papel film y dejar actuar entre 10 y 15 minutos. Retirar con papel o toalla.

Se puede complementar con otros tratamientos como ultracavitador, radiofrecuencia, mesoterapia virtual, según busquemos reducir adiposidad o tensar la piel.

Por último, aplicar una crema reafirmante en la zona con activos específicos como Dmae o Coenzima Q.

Si realizamos actividad física y llevamos una alimentación adecuada podemos acompañarlo con tratamiento estético entre una y dos veces a la semana y al mes ya notaremos notables resultados” agrega el masoterapeuta.

 

 

Comentarios