Polémica con una maestra de Campana: vende fotos eróticas y quiere entrar a Gran Hermano

Es la titular de tercer grado en una de las escuelas más reconocidas de la ciudad. Desde marzo está con licencia. Padres de los alumnos piden que renuncie y no vuelva a dar clases en ninguna otra institución.

Por Redacción

miércoles 20 de julio, 2022

Para explicar esta historia es necesario remontarse a marzo de este año. Precisamente al primer día de clases en la Escuela Normal N°30 de Campana, cuando una docente fue presentada ante los alumnos y las alumnas de tercer grado.

Aquel día, Miguelina Fredes Sarasola fue anunciada como la nueva maestra titular del curso. Según el relato de los padres, la mujer de 28 años se presentó cordialmente y comenzó a brindar su clase de manera normal. Lo hizo durante más de tres horas, hasta que requirió la presencia de la directora para informarle que se sentía mal y debía retirarse.

“El curso estaba vacante y ella ganó el concurso público. Dentro de la oferta de trabajo es una de las mejores, dado que esta escuela es pública y tiene jardín, primaria y secundaria”, contó a TN Lautaro Ríos, padre de una alumna de Fredes Sarasola.

Por estas horas, Ríos -acompañado por un grupo de mamás y papás- le exigió a la escuela que expulsara a la docente luego de constatar que, mientras goza de su licencia, vende contenido erótico y se postuló para ingresar a Gran Hermano.

“Empiezan las clases y para quedar efectiva en el cargo tiene que estar tres horas al frente del curso. El primer día, cuando pasaron tres horas, comunicó que se sentía mal. Llegó el servicio de emergencias y dijo que no tenía nada. Al día siguiente pidió licencia”, relató Ríos.

El abogado de Campana precisó que, tras agotarse los días reglamentarios de licencia, la docente retornó, aunque con un nuevo diagnóstico de enfermedad: padecía un grave problema en las cuerdas vocales y volvió a pedir licencia.

“Empezaron a dar clases la directora, la secretaria y otras maestras. Incluso llenaban sus horarios con clases de inglés y música. Lo más grave es que venía de otra escuela en donde había hecho algo parecido. Pero no cruzaron sus antecedentes y le permitieron hacerse cargo de este curso”, remarcó Ríos.

El malestar con Fredes Sarasola se agravó cuando los padres detectaron que en sus redes sociales -mientras estaba de licencia- ofrecía sus fotos al desnudo y videos eróticos que comercializa en una plataforma para adultos.

“Que haga lo que quiera con su vida privada, pero si trasciende y ella la hace pública pasa a ser incompatible con la docencia. Mi hija de 8 la vio el primer día de clases y cuando volvió. En total estuvo una semana. Pero en las redes publica todos los días”, indicó Ríos.

El descontento y malestar también incluyó a los colegas de la maestra, que se quejaron ante las autoridades escolares por su accionar. La situación escaló a tal nivel que F.V. (solicitó resguardar su nombre), exsecretaria de la institución, decidió renunciar de manera indeclinable cuando Fredes Sarasola volvió a dar clases.

Comentarios