Día del Veterinario: "La Organización Mundial de la Salud está luchando por una sola medicina"

Declaró el médico veterinario, Eduardo Mateos (MP 6469), y agregó: "Los animales son parte de la familia y cuando les sucede algo las personas sufren psicológicamente y también pueden contagiarse de otras patologías”.

Por Redacción

sábado 6 de agosto, 2022

El seis de agosto se festeja en Argentina el día del Médico Veterinario, el motivo de tal celebración surgió en una ciudad del Gran Buenos Aires a fines del siglo XIX. Fue en 1883, cuando promediaba la primera presidencia de Julio Argentino Roca en el país, que en la ciudad de Lomas de Zamora (fundada en 1864 por Esteban Adrogué) se puso la piedra basal de la carrera colegiada del médico veterinario.

Ese 6 de agosto se inauguró el Instituto Agronómico Veterinario de Santa Catalina, situado geográficamente en un predio de la localidad de Llavallol. Pero debieron pasar cien años desde ese acto fundacional para que el entonces presidente Raúl Alfonsín firmara un decreto en 1983, a poco de asumir, que institucionalizó el Día del Médico Veterinario en la Argentina esa fecha.

Aquella primera escuela de estudios superiores de veterinaria del país, que en 1890 se mudó a La Plata, se terminó convirtiendo en la Facultad de Agronomía y Veterinaria. Aquella primera cursada de la carrera comenzó con 18 alumnos inscriptos para rendir el examen de ingreso.

Desde Radio Mitre Mar del Plata (FM 103.7) dialogaron con el médico veterinario, Eduardo Mateos (MP 6469), respecto a la importancia en la actualidad de esta profesión: “Me dedico a anestesia y medicina del dolor. En general la profesión nos lleva mucho tiempo, siempre que volvemos a casa tenemos que estar atentos a pacientes y seguir informándonos. La profesión ha crecido de forma exponencial, estamos de la mano con la medicina humana”.

Asimismo, comentó que “hay especialistas de animales exóticos, en mi caso trabajo con perros y gatos, pero llegué a trabajar con un equipo de Argentina, Estados Unidos y Uruguay con lobos y elefantes marinos salvajes. Este grupo de investigadores necesitaban un veterinario que los para poder colocarles GPS, estudiarlos y ver cómo se comportan”.

Por otro lado, informó: “Algunas enfermedades tienen repercusión en humanos, por eso la Organización Mundial de la Salud está luchando por una sola Medicina. Los animales son parte de la familia y cuando les sucede algo las personas sufren psicológicamente y también pueden contagiarse de otras patologías”.

Con información de Clarin

Comentarios