Trabajadores municipales, en "estado de alerta y movilización"

El reclamo se debe a "la necesidad de exigir paritarias que contemplen la pérdida del poder adquisitivo del salario, y consideren la canasta básica de alimentos actual que es de $106.000 y la canasta familiar de $150.000"

Por Redacción

domingo 7 de agosto, 2022

La Comisión Directiva del Sindicato de Trabajadores Municipales del Partido de General Pueyrredón, enrolada en la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo) se suma al plan de lucha decretado el día 2 de agosto en la ciudad de La Plata, donde se llevó a cabo el plenario de secretarios generales de los gremios municipales de la provincia de Buenos Aires.

En dicho encuentro, se destacó las críticas hacia la conducción del IPS y del IOMA "ante las deficiencias en las prestaciones de los servicios que afectan tanto a los trabajadores activos como a jubilados; al destrato recibido por parte del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, cartera a cargo de Mara Ruiz Malec y a la falta de convocatoria del Consejo Provincial del Empleo Municipal".

El Secretario General de la Federación, Rubén “Cholo” García, instó a llevar a cabo una marcha multitudinaria para pedirle al Gobernador Axel Kicillof que convoque al Consejo Provincial del Empleo Municipal, con el fin de que en dicho órgano consultivo - previsto por la Ley 14.656 - se permita discutir con los intendentes pautas comunes con respecto a las mejoras salariales y condiciones inherentes al empleo, como así también exigir la puesta en vigencia de los Convenios Colectivos de Trabajo en todos los distritos municipales de la provincia de Buenos Aires.

En tal sentido, se aprobó por unanimidad decretar el Estado de Alerta y Movilización y llevar adelante una gran movilización para fines del mes de agosto en lugar y fecha a determinar por el consejo directivo, donde se destaca la presencia de nuestro Secretario General Antonio Gilardi entre los máximos dirigentes provinciales.

En materia salarial, se puso de manifiesto "la necesidad de exigir paritarias que contemplen la pérdida del poder adquisitivo del salario, y consideren la canasta básica de alimentos actual que es de $106.000 y la canasta familiar de $150.000".

Comentarios