Prisión preventiva y embargo por $27 millones para pastor evangélico por trata laboral en Mar del Plata

Roberto Luis Tagliabue (54) estaba al frente del templo "El Shaddai" y de un hogar de recuperación de adictos sin autorización legal.

Por Redacción

jueves 25 de agosto, 2022

Un pastor evangélico acusado de explotar laboralmente a personas en situación de vulnerabilidad en Mar del Plata fue procesado con prisión preventiva y se dispuso además un embargo por 27 millones de pesos, informaron fuentes judiciales.

Roberto Luis Tagliabue (54), quien se encuentra detenido desde el último 3 de agosto, estaba al frente del templo "El Shaddai" y de un hogar en el que llevaba adelante sin autorización legal el denominado "Programa Cristiano de Rehabilitación de Adicciones".

El titular del Juzgado Federal 3 marplatense, Santiago Inchausti, procesó a Tagliabue como autor del delito de "trata de personas con fines de explotación laboral, agravado por ser ministro o autoridad de culto, por mediar engaño y amenazas, por el abuso de la situación de vulnerabilidad", del que resultaron víctimas al menos nueve personas, entre ellas un menor de edad y otra, con discapacidad.

Según el fallo del magistrado, quedó probado en la investigación del caso que el líder religioso es también responsable de la privación ilegítima de la libertad de al menos ocho de las víctimas, y del ejercicio ilegal de la medicina, ya que ofrecía un presunto tratamiento para adicciones "sin poseer título habilitante ni autorización para ejercer la actividad" y "sin contar" el lugar en el que lo hacía "con personal médico y/o psicólogo dedicado a tal fin".

En su resolución, el juez dispuso la prisión preventiva del acusado, y trabó un embargo sobre sus bienes por 27 millones de pesos, como medida cautelar para "garantizar la posible pena pecuniaria, la indemnización civil y las eventuales costas del proceso considerando los honorarios pertinentes".

El caso y los delitos

La investigación del caso se inició en septiembre de 2021, tras una denuncia del Comité Ejecutivo de Lucha contra la Trata.

A partir de la intervención de la Fiscalía Federal 1 de Mar del Plata, a cargo de Laura Mazzaferri, se determinó que al menos desde 2001, Tagliabue captaba y acogía a "personas en su mayoría jóvenes en situación de vulnerabilidad" a través de un espacio que funcionaba en Génova al 8100, en la zona sudoeste de la ciudad, y de la iglesia "El Shaddai", ubicada a pocas cuadras, en Brumana al 2200.

Según la investigación, estas personas eran "explotadas a través de la venta ambulante de panificados y productos de limpieza" provenientes de un comercio propiedad del pastor, y de "la atención de una forrajería" de la que también era el dueño.

El juez sostuvo que "a partir del análisis de los elementos colectados" se pudo acreditar que hasta su detención, el imputado "se valió del trabajo de personas vulnerables, captadas y/o acogidas con finalidad de explotarlas en su beneficio, mediante engaños y/o intimidaciones, aprovechando asimismo su condición de Pastor de la Iglesia ´El Shaddai´".

"El encausado actuaba bajo el pretexto de un tratamiento terapéutico destinado a personas con consumo problemático de sustancias estupefacientes y/o alcohol, que no era tal en la práctica, imponiendo sus normas y restricciones, y obligándolos a trabajar para su beneficio personal", señaló en su resolución, de 84 páginas.

El magistrado sostuvo que Tagliabue "impedía todo contacto con el exterior de las víctimas alojadas en el ´Hogar´, durante el plazo de cuarenta y cinco días".

"Sumado a lo expuesto, varias de las personas alojadas en el ´Hogar´ de Génova 8149 cobraban subsidios y/o programas sociales, administrados también por Tagliabue, quien retenía la totalidad de las sumas en tales conceptos", agregó.

A partir de una serie de allanamientos realizados por la Policía de Seguridad Aeroportuaria en el marco de la causa, se determinó que en los inmuebles que administraba el líder religioso "se mantenían cautivos animales, especialmente aves y reptiles en peligro de extinción, comercializados ilegalmente en violación a la ley nacional de fauna".

Por ese motivo, el hombre fue procesado también por "el delito de comercialización de fauna silvestre" y "maltrato animal".

Comentarios