Evolución tecnológica: “El celular mató al fotógrafo”

Así se refirió el destacado fotógrafo marplatense, Fabián Gastiarena, acerca del avance de la tecnología y la digitalización por sobre la fotografía. Asimismo, señaló que “la gente lee menos, y prefiere la foto o el video, lo instantáneo”.

Por Redacción

domingo 25 de septiembre, 2022

Por Nicolás Ronchi

Fabián Gastiarena, ex fotógrafo marplatense de Clarín, Olé y El Atlántico, comentó que los valores de la fotografía “van a desaparecer porque ahora cualquiera saca una foto”, habló en torno al "poco reconocimiento" que tienen, "la crisis" de la fotografía y los medios de comunicación y "la muerte" del fotógrafo y las casas de revelado.

En cuanto al rol que cumple la fotografía en el periodismo, en diálogo con El Marplatense, afirmó: “Lo es todo porque el diario no existe sin la fotografía, y una imagen vale más que mil palabras. Además, es una forma de comunicar a todo el mundo, al que sabe leer y al que no”. Aunque agregó: “Igual, según qué medio publique la foto, va a tener distintas derivaciones, la imagen tiene mucha fuerza y puede ser utilizada para el bien o para el mal”.

Una imagen vale más que mil palabras. Si yo te muestro una imagen de las Torres Gemelas con un tipo tirándose cabeza abajo, todos saben de qué se trata. Lo mismo con la nena de Vietnam quemándose, todos la conocen. Esa es la potencia de la imagen, te causa escalofríos y te lleva a un lugar común sin necesidad de explicarlo”, manifestó.

En tanto al poder de la fotografía, destacó que “marca la agenda y puede crear noticias porque, si hay foto existe, y si existe podemos hablar de ello. Recuerdo que saqué una foto en la que al ingreso de las playas la policía revisaba el termo de las personas en caso de tener alcohol, esa noticia explotó y dejaron de hacerlo”.

El avance de la tecnología provocó que se agilice el trabajo y todo sea más fácil para los fotógrafos, por lo que Gastiarena dijo: “Antes cargábamos los rollos analógicos de 36 placas con unas latas de 60 metros en el cuarto oscuro, revelábamos el rollo y después copiábamos las fotos, y a veces las enviaba por telefoto. En la actualidad, ese proceso parece irreal, con un celular haces lo mismo en un instante, y si estás en España, con una diferencia de cinco horas, lo envías en el momento. Revelar las fotos era un trastorno”.

Y continuó: “Todavía no lo entiendo, pero no puedo negarme a ese beneficio de la tecnología. El que dice que le gusta lo analógico no sabe nada, ni trabajó en un diario a un ritmo enloquecedor. Un mini teléfono o una mini cámara de fotos saca de la misma manera que una grande, y al final lo importante es la foto que vos saques, es decir, si hay buena luz y técnica, las publicás en cualquier medio del mundo”.

Aunque aseguró que “la fotografía es un valor que se aprende con el tiempo”, remarcó que, a raíz de la evolución tecnológica, “va a desaparecer porque ahora cualquiera saca una foto”.

En ese sentido, señaló que “la digitalización mató a las casas de revelado, que no se transformaron, y el celular mató al fotógrafo. En los medios de comunicación usan fotos de twitter o cualquier red social, y son imágenes sacadas desde un celular”.

En referencia a ello, argumentó: “El diario en papel quedó inutilizable porque la tecnología generó que las noticias salgan al instante, ¿para qué vas a comprar el diario para leer algo que sucedió ayer?”.

“La fotografía, con la llegada del internet y las redes sociales, se puso de moda. No solo eso, que ahora las imágenes lo son todo, sino que hay una competencia por quien las sube más rápido. Si cubro un evento y veo que el fotógrafo de una agencia se va, tengo que irme detrás de él porque si no te ganan”, indicó.

Los medios compiten entre sí”, expresó el ex fotógrafo de Clarín, y a su vez, contó las exigencias que conlleva el oficio, donde confesó que el editor del diario quiere “la mejor imagen, que si es tuya te banca, si no usa la de otro y te dice: ´Mirá la foto que te perdiste, jodete y aprende a trabajar´”.

Las exigencias y el poco reconocimiento rodean a la fotografía, y así lo expone Gastiarena al explicar que “el fotógrafo está infravalorado”, algo que está en el inconsciente colectivo de todos porque “no nos sienten periodistas”, y muchas veces no lo dejaban pasar a un evento “por ser fotógrafo, aunque al periodista sí”.

Es injusto. La foto y el texto abarcan lo mismo si comparas la luz y lo escrito. Por otra parte, si no hay foto, eso no existe, y no publican la nota. Es decir que depende de nosotros, más ahora con las redes sociales, donde los títulos son: ´Mirá la foto de la mano´ o ´mirá el penal´, pero no nos tienen en consideración”, declaró en referencia a las diferencias del periodista y el fotógrafo.

La fotografía está en crisis”, fue el planteamiento del fotógrafo, pero desarrolló que “aún más los medios”, lo que se debe a que “tienden a achicar el personal y hacen todo por el celular”, algo que no juzga, pero en una época “creía que era ser un traidor”.

Los medios exigen que para ser completo el periodista tiene que sacar fotos, editar, filmar, hablar por televisión, salir en radio, y hasta hablar en inglés. Y no va a parar, los periodistas somos unos carneros, y si te revelas te echan y viene otro”, añadió.

Por otra parte, confirmó que la crisis de los medios no es solo su culpa, porque se adaptan a lo que el público pide, y en ese caso, a que “la gente lee menos, y prefiere la foto o el video, lo instantáneo”.

No extraño nada del periodismo anterior. Antes en mis viajes llevaba una valija de 15 kilos para hacer lo que puedo hacer con una mini cámara, y ni siquiera tengo que viajar”, concluyó el destacado fotógrafo marplatense.

Comentarios