OSSE refuerza el funcionamiento de la Estación Depuradora de Aguas Residuales

La empresa sanitaria municipal alista sus instalaciones cloacales y se prepara con suficiente antelación para afrontar las exigencias de la temporada alta.

Por Redacción

viernes 14 de octubre, 2022

En el marco de un programa de mejoras, previo al periodo estival, Obras Sanitarias desarrolló distintas acciones en el predio de ruta 11, km 506, con el objetivo de apuntalar una gestión sustentable en lo relativo al tratamiento de líquidos y sólidos residuales.

A la par de las tareas de mantenimiento correctivo y preventivo en el sector de bombas de la EDAR, se llevó adelante una nueva obra focalizada en la atención de los organismos decantables.

Se trata, en definitiva, de intervenciones puntuales en sectores que son sensibles al funcionamiento de la planta, donde se ejecuta la extracción y gestión de sólidos, grasas, arenas y aceites que provienen del material transportado a través de los conductos cloacales.

Vale destacar que, a mediados de este año, los operarios de Obras Sanitarias ya habían realizado un mantenimiento inicial sobre las bombas (que actúan durante las 24 horas), sentando de ese modo las bases para esta segunda etapa.

Las tareas de esta nueva fase fueron proyectadas con el propósito de no dejar detalles librados al azar ante una mayor demanda del sistema, producto del notorio crecimiento poblacional durante los meses más cálidos.

“Hemos superado los cuatro años de funcionamiento ininterrumpido de la planta, por lo que realizar este tipo de trabajos resulta imprescindible” , señalaron técnicos del sector de Servicios de OSSE.

Asimismo, explicaron que “el sector de bombeo es una parte central del sistema, ya que sirve para elevar el líquido cloacal antes de su tratamiento en los equipos desarenadores, desengrasadores y de filtrado de orgánicos”.

En concreto, la labor consistió en levantar cada una de las bombas para evaluar su estado general y fortalecer rodamientos, sensores y aspectos vinculados a un previsible desgaste.

Paralelamente, se materializó una nueva obra vinculada a la atención de los orgánicos decantables. “Por la característica especial de nuestro líquido cloacal, pusimos en marcha un plan que anexa al proceso original una cañería de acero inoxidable (200 mm de diámetro), útil para transportar -a gravedad- el liquido y los sólidos orgánicos hasta el canal de ingreso al sector de cribas”, subrayaron a propósito de los trabajos que se llevan a cabo por administración y que representan un 50% de ahorro económico en comparación con la inversión que hubiese requerido una contratación externa.

Comentarios