Caso Gianelli: "Es una pena que se someta a una persona a un escarnio durante tanto tiempo"

Así lo manifestó Patricia Perelló, abogada defensora de la docente Analía Verónica Schwartz, acusada de abuso y corrupción de menores en el marco de una causa que se inició en septiembre de 2013, a partir de las denuncias realizadas por un grupo de padres de alumnos del jardín.

Por Redacción

lunes 17 de octubre, 2022

El segundo juicio oral a una maestra de música imputada por nueve casos de abuso sexual y tres hechos de corrupción de menoresocurridos presuntamente entre 2012 y 2013 en dos jardines de infantes de la ciudad de Mar del Plata, se puso en marcha esta mañana, cinco años después de que fuera absuelta en un primer proceso, cuyo fallo fue anulado por el tribunal de Casación bonaerense.

En una primera instancia, los padres de más de 20 niños y niñas denunciaron que sus hijos habían sufrido abusos durante las clases de música en el Colegio Gianelli, y la docente fue apartada preventivamente del cargo.

En el inicio de esta jornada, Patricia Perelló, abogada defensora de la docente Analía Schwartz, expresó: "No hay coincidencias entre los dichos y todo el personal del colegio, más todos los padres que mandaban a sus hijos a la misma institución, saben que los hechos no ocurrieron. El Tribunal N°1 ya dijo que es imposible que estos hechos ocurrieran. Pero resolvieron no condenarla ni absolverla  como el Tribunal 1 que estuvo 70 días escuchando a 180 testigos en un debate. Acá se va a ver lo mismo y la verdad es una sola, las formas de verla pueden cambiar".

"Es una pena que se someta a una persona a un escarnio durante tanto tiempo y que se use el dinero del estado porque un pequeño grupo está convencido desde la irracionalidad que estos hechos ocurrieron", indicó.

"Las pruebas con las mismas que en el anterior juicio. Pueden presentarse distintas visiones, pero no hay nada nuevo. Es una recolección de pruebas de 2013 y 2014 y que se llevó a un debate oral en 2017, en el que pasaron mas testigos que en este", explicó Perelló.

Comentarios