La Cancillería pidió a Qatar la captura del vicepresidente iraní Mohsen Rezai, uno de los acusados por el atentado a la AMIA

Lo hizo ante una presentación formal del fiscal Sebastián Basso, titular de la Fiscalía AMIA, quien reclamó que se cumpla con las alertas rojas vigentes. También se puso en alerta a las autoridades locales de Interpol.

Por Redacción

lunes 17 de octubre, 2022

Este lunes, el fiscal Basso solicitó a la Cancillería que “se activen los mecanismos diplomáticos y de política exterior que estimen corresponda para dar cumplimiento con la orden judicial de captura de Mohsen Rezai, sobre quien pesa alerta roja emitida por Interpol por su presunta participación en el atentado contra la AMIA y quien, conforme surge de distintas páginas en internet viajó al Estado de Qatar”.

Basso destacó además que “el presente requerimiento se formula en el marco de la coordinación que el Ministerio Público debe tener con las demás autoridades de la República (art. 120 de la Constitución Nacional), y en el contexto de que la medida a desarrollarse comprende actividades vinculadas a las relaciones internacionales de nuestro país, de competencia exclusiva del Poder Ejecutivo de la Nación (arts. 27; 31; 75 inc. 13, 15, 22 y 24; 99 inc. 7 y 11; 116, 124 y 126 de la Constitución Nacional)”.

El fiscal federal también puso en alerta a las autoridades locales de Interpol. Fuentes oficiales confirmaron a este medio que el canciller Santiago Cafiero, instruyó al embajador argentino para que se comunique de manera urgente con la Cancillería de ese país y pida la captura de Rezai.

Rezai, sobre quien pesa una alerta roja de Interpol, estuvo el pasado enero, en la reasunción del dictador sandinista Daniel Ortega. La condena por parte del Gobierno argentino llegó tarde en ese momento. “El Gobierno argentino exige una vez más al Gobierno de Irán la cooperación de manera plena con la Justicia argentina, permitiendo que las personas que han sido acusadas de participar del atentado contra la AMIA sean juzgadas por los tribunales competentes”, sostuvo el gobierno argentino en enero.

En ese momento, Cafiero mandó un cable a todas las embajadas argentinas desparramadas por el mundo para que informen sobre las alertas rojas vigentes.

En agosto de 2021, la Cancillería argentina había condenado la designación de Rezai por parte del mandatario de Irán, Ebrahim Raisi.

Mohsen Rezai nació en 1954 en la provincia de Juzestán. En 1969 se trasladó a Ahvaz, donde estudió en una escuela de la Compañía Nacional de Petróleos de Irán y comenzó su militancia contra la monarquía Pahlaví. A los 17 años fue detenido y torturado por el servicio de inteligencia irání, SAVAK.

En su juventud formó el grupo islamista Mansurún que, con el triunfo de la Revolución Islámica en 1979, convergería con otros seis grupos armados en la Organización de los Muyahidines de la Revolución Islámica.

Durante 16 años, Rezai fue uno de los jefes de la Guardia Revolucionaria de la teocracia islámica. Ese período de tiempo incluyó tanto el ataque a la mutual israelita de 1994, como a la Embajada de Israel en 1992.

Además colaboró en sentar las bases de la creación de la Fuerza Aérea, Terrestre y Naval del Cuerpo de Guardianes, la fuerza élite que el mismo comandó. Su carrera política incluyó cuatro participaciones electorales como candidato conservador: en 2005, 2009, 2013 y en junio de 2021.

En agosto del año pasado fue nombrado viceministro de Asuntos Económicos.

Fue el ex juez federal Rodolfo Canicoba Corral quien en 2006 ordenó la captura internacional de quienes consideraba los responsables intelectuales del caso, entre ellos Rezai. El listado incluía a: Ali Fallahijan, ex ministro de Inteligencia; Moshen Rabbani, ex agregado cultural en Argentina; Ahmad Asghari, ex secretario de la embajada de Irán en la Argentina; y en 2009 la de Samuel Salman El Reda.

En los últimos meses, la Fiscalía AMIA hizo varias presentaciones ante la Cancillería ante cada viaje al exterior de los acusados. En febrero, reclamó algo similar por un viaje de Rezai y Ahmad Vahidi a Pakistán con motivo de una reunión del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de la Organización de Cooperación Islámica (OCI). “En estos casos suelen viajar con pasaportes diplomáticos y es muy poco lo que se puede hacer”, lamentó una fuente judicial.

Fuente: Infobae.

Comentarios