Cómo sumar semillas a la alimentación

Consejos prácticos para agregarlas a los platos.

Por Gimena Rubolino

jueves 3 de noviembre, 2022

Las semillas tienen muchos aportes nutricionales y pueden incorporarse a los platos diarios de muchas formas.

Se destacan por su contenido en fibra que contribuye a la salud intestinal y a prevenir enfermedades crónicas, así como también, por su contenido en grasas saludables y en minerales que el cuerpo necesita.

Tipos de semillas

  • Girasol: ayudan a reducir el colesterol malo y elevar el colesterol bueno en sangre.
  • Lino: son muy ricas en ácidos grasos omega 3 por lo que resultan un buen alimento para el corazón. También aportan vitamina C y E con fuerte poder antioxidante que ayuda a prevenir enfermedades y contiene minerales como el calcio, hierro, potasio y magnesio.
  • Sésamo: contienen vitamina E y vitaminas del complejo B que ayuda al funcionamiento del sistema nervioso central.
  • Amapola: aportan hierro y poseen también un alto contenido en vitamina A con efecto antioxidante y protector de la piel y el cabello.
  • Chía: poseen proteínas de buena calidad, selenio con poder antioxidante, hierro, magnesio, calcio y fósforo entre los minerales más abundantes.

Formas de incorporarlas en la alimentación

  • En el desayuno y merienda: en panes, galletas, galletitas, muffins, yogures, elaboración de quesos a bases de semillas, etc.
  • Almuerzos y cenas: en ensaladas, salteados, guisos, masa para tarta, etc.
  • para espolvorear platos tal como si fuera un queso rallado o bien, adicionarlas como los cereales al yogur, la leche o la macedonia de frutas.

A continuación, una receta para sumar semillas:

Galletitas caseras

Ingredientes:

  • 1 taza colmada de harina puede ser integral, común, avena, etc.
  • ½ cucharadita de sal.
  • 3 cdas soperas de aceite.
  • 4 cucharadas soperas de semillas.
  • 1 cdita de polvo para hornear.
  • Agua, cantidad necesaria.

Preparación:

  • En un recipiente colocar la harina, sal, aceite y las semillas.
  • Luego, ir agregando agua de a poco hasta formar una masa que no se pegue con las manos.
  • Estirarlas del grosor que se prefiera.
  • Cortar en tiras y luego cuadrados.
  • Cocinar en horno durante 25 minutos hasta que queden doraditas.

 

 

 

Comentarios