El Festival de Cine en su hora más consagratoria

Actividades oficiales, complementarias y musicales en un sábado soñado en Mar del Plata.

Por Redacción

sábado 5 de noviembre, 2022

En el marco de la 37ma. edición del Festival Internacional de cine de Mar del Plata se llevó a cabo la primera jornada del 5° Foro de Cine y Perspectiva de Género en el Club Español. En el evento participaron Alejandra Portela, docente, historiadora de cine, decana de la Facultad de Artes de la Universidad del Museo Social Argentino; Sofía Victoria Díaz, licenciada en Artes Combinadas de la Facultad de Artes, Diseño y Ciencias de la Cultura de la Universidad Nacional del Nordeste, docente y performer; Paola Rizzi, directora de fotografía, docente y presidenta de la Asociación de Autores de Fotografía Cinematográfica Argentina (ADF); y la cineasta y docente Clarisa Navas. El Foro fue moderado por la Dra. Lorena Saletti Cuesta, investigadora de CONICET e integrante de la Unidad Central de Políticas de Género del Rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba.

La encargada de dar inicio a la actividad fue la programadora y ex directora artística del Festival, Cecilia Barrionuevo. “El Foro tiene origen en el año 2018. Desde ese momento realizamos cambios profundos dentro de la estructura general del Festival para atender con énfasis a diferentes cuestiones de género”, afirmó. Además, Barrionuevo se refirió al espíritu del espacio desde su primera edición: “Queríamos construir un modo de encuentro que contribuyese a visibilizar, problematizar y reflexionar sobre las desigualdades de género, y buscar un modelo orgánico con el Festival”.

Alejandra Portela hizo énfasis en la inclusión y diversidad dentro del ámbito académico: “Las cátedras de Historia del Arte y de Cine están, en su mayoría, comandadas por titulares mujeres. También se dio vuelta el número de historiadoras por sobre los historiadores, pero la crítica de cine sigue siendo un espacio reticente. Aún así, estos datos no aseguran el acceso a una perspectiva igualitaria ni un abandono de cánones instalados de estereotipos binaristas y dicotómicos o de clase, o con centro en la Capital”.

Sofía Victoria Díaz enfocó su disertación en la representación de las personas trans: “La identidad trans es una imagen que se obtiene por las pantallas: medios de comunicación, cine o redes sociales. No nos conocen y el juicio se emite por el estereotipo monstruoso que se construye desde los medios”, sostuvo y agregó: “Quiero que todas las diversidades puedan, al menos, tener una idea de representación positiva en la pantalla y que digan: ‘Yo, el día de mañana, puedo ser directora de cine’. Por eso estos espacios son de suma importancia”.

Paola Rizzi introdujo al debate la problemática del cupo femenino en los rubros técnicos, tanto en cine como en televisión y publicidad, y remarcó la importancia de que se investigue el número de estudiantes mujeres en las universidades de cine del país. Rizzi cerró su exposición con un mensaje hacia aquellas personas que dan sus primeros pasos en la industria cinematográfica: “Si una ama el cine, no tiene que dejar de insistir; si una se encuentra con un techo de cristal, debe reinventarse”.

Por su parte, Clarisa Navas invitó a visibilizar y reflexionar sobre las desigualdades no solo de género sino también de clase: “Es muy necesario crear desde los sectores populares. Las condiciones no cambian si siguen siendo narradas solamente por quienes pueden”. A su vez, la cineasta insistió en la urgencia de que “las posibilidades estén abiertas para más personas y para que otro tipo de mujeres puedan hacer cine”.

Luego de las exposiciones, se realizó un espacio de debate e intercambio entre las disertantes y el público presente, y una invitación a participar en la segunda jornada del 5° Foro, este sábado, con las participaciones de Vanessa Ragone, Jael Caeiro, Carmen Guarini y Alejandra Flechner.

También se llevó a cabo el Homenaje: 70 Años de Cine Club Núcleo en el Club Español. Participaron Alejandro Sammaritano, director del Cine Club, y Hernán Gaffet, realizador entre otras películas de Un hombre de cine, sobre el productor y distribuidor Néstor Gaffet. Moderó Pablo Conde, director artístico del Festival. Entre los asistentes, se contó con la presencia de Nicolás Batlle, presidente del INCAA, y Fernando E. Juan Lima, presidente del Festival. El encuentro puso el foco en la centralidad del Cine Club Núcleo en la historia de la difusión de cine en Argentina, desde sus inicios en 1952, con la proyección del film The Covered Wagon, de James Cruze, hasta su presente en el Complejo Gaumont y su importancia actual para dar a conocer películas de realizadores nacionales. El homenaje tuvo como punto central la figura de Salvador Sammaritano, fundador del Cine Club.

Alejandro Sammaritano se explayó sobre las importantes figuras que fueron habitués del Cine Club Núcleo: José A. Martínez Suárez, Leonardo Favio, Leopoldo Torre Nilsson y Fernando Birri, entre otros cineastas de renombre. El intercambio contó con numerosas anécdotas que dejaron entrever el amor por las películas de aquellos que desde hace 70 años le dan vida al Cine Club. Gaffet destacó la importancia de Salvador Sammaritano y del Cine Club Núcleo en la formación cinéfila de los realizadores de la Generación del 60 y, en líneas generales, resaltó la formación de públicos como una de las metas fundamentales del cineclubismo. Parafraseando a la directora Germaine Dulac, pionera del cineclubismo en Francia, “el futuro del cine está en manos del público”. En una línea similar, Alejandro Sammaritano señaló que “es importante proteger el hábito de ir al cine”. Durante la conversación se mencionó que los cineclubes son ámbitos de resistencia cinematográfica. Se dijo, también, que aquellos países que cuentan con una cinemateca nacional tienen mejores oportunidades de preservar en buenas condiciones su acervo cinematográfico y que es fundamental, por lo tanto, que Argentina cuente con una propia.

En muchas oportunidades se destacó, tanto en la exposición de Sammaritano y Gaffet como en la participación de la audiencia, la importancia de valorar y homenajear espacios que, como el Cine Club Núcleo, se dedican a la difusión de películas pequeñas que no suelen contar con las mismas oportunidades de distribución y difusión que los films producidos por multinacionales.

PROGRAMACIÓN DEL DÍA

Las novedades en la Competencia Internacional continúan con la presentación de otro de los films argentinos que la integran. Se trata de El rostro de la medusa, la nueva película de Melisa Liebenthal (directora de Las lindas), una historia con tintes fantásticos sobre una joven que, de un momento a otro, descubre que su rostro cambió por completo.

Por otro lado, la Competencia Latinoamericana se renueva con Trenque Lauquen, el nuevo film de Laura Citarella, un relato marcado por el misterio de la desaparición de una mujer durante un viaje de trabajo, que será el inicio de una investigación cargada de sorpresas.

Las novedades en la Competencia Argentina llegan de la mano de Hace mucho que no duermo, de Agustín Godoy, un film vertiginoso que tiene como curiosa protagonista a una mochila que pasa de mano en mano en una Buenos Aires perpetua; y Sobre las nubes, segundo largometraje de María Aparicio, un relato ligero, flotante, sobre cuatro personajes que comparten preocupaciones cotidianas sin llegar a cruzarse.

Por su parte, la Competencia Estados Alterados presenta este sábado la ópera prima de Alan Martín Segal: Vía negativa, un micromundo de códigos y secretos para un encuentro entre jóvenes que conforman una pequeña cofradía delictiva.

Son dos los títulos argentinos que estrena la sección Galas: por un lado Sublime, un cálido relato de amor y amistad adolescente dirigido por Mariano Biasin; y por el otro El método Tangalanga, de Mateo Bendesky, una biografía posible y única del famoso cómico argentino.

Esta edición está dedicada al gran Leonardo Favio, a diez años de su paso a la inmortalidad, y su cine atraviesa la jornada de este sábado con las proyecciones de Nazareno Cruz y el lobo y El dependiente en el Cine Colón, para terminar el día con Juan Moreira en el Auditorium, en una función que seguramente será inolvidable.

Este año la sección Banda Sonora Original (BSO) recupera su pulso y lo hace con una proyección de lujo: Hallelujah: Leonard Cohen, a Journey, a Song, de Dayna Goldfine y Dan Geller, película que recorre la vida del cantautor canadiense a partir del rastreo de las pistas que hicieron de su canción más famosa un mito de la cultura pop mundial.

Otra noche de fiesta de Hora Cero para cerrar el día: Los espíritus de la isla, de Martin McDonagh, una comedia negra situada en la Irlanda de los años 20 sobre un conflicto entre dos amigos de toda la vida: sin que medie explicación, uno de ellos se niega a volver a hablarle al otro.

Conocé el resto de las proyecciones en la Guía de Programación.

ACTIVIDADES ESPECIALES

A las 15 en el hall del Auditorium se llevará a cabo la primera cita de Lo que vendrá, una travesía de tres estaciones en la que cineastas y especialistas de la crítica y la programación cinematográfica recomendarán las películas imperdibles de los siguientes tres días en un panel abierto al público.

A las 15:30 en el Club Español tres ensayistas, críticos e intelectuales animarán Encuadren a Favio, una charla en la que los participantes expondrán sus puntos de vista sobre el gran director argentino. Con Yamila Volnovich, José Ludovico y Pablo O. Scholz. Modera Bebe Kamin.

En su ciclo Charlas con Maestros, el Festival ofrece la oportunidad de conocer el trabajo y la carrera de Marcos Uzal, español afincado en Francia, quien es el actual jefe de redacción de la mítica Cahiers du Cinéma y fue programador del Museo de Orsay, además de trabajar como crítico en las revistas Trafic, Vertigo y Cinéma. Modera Marcelo Alderete. A las 17:30 en el Club Español.

Comentarios