Mundial de Patín: "Todavía no caigo que soy campeón del mundo"

Así lo manifestó el patinador marplatense Nahuel Schelling, tras el oro obtenido en la semana, en el marco del World Skate Games que se desarrolla en nuestro país.

Por Redacción

sábado 5 de noviembre, 2022

Por Camila Cadel

El mundial de patinaje se celebra éste año con la tercera edición del World Skate Games en Buenos Aires, desde el 24 de octubre hasta el 13 de noviembre. Tiene sede en Vicente López y en Puerto Madero y participan más de 700 deportistas provenientes de 80 países, que compiten en 12 deportes.

En lo que respecta al patín carrera, en la semana, los representantes locales Ken Kuwada, Juan Cruz Araldi y Nahuel Schelling, se llevaron el primer oro de la delegación, en la categoría de relevos

"Ganamos los 3 mil metros en relevos y fue bastante difícil porque sabíamos que nos íbamos a encontrar con oponentes fuertes. Tuvimos mucha confianza en el equipo, estuvimos al nivel los 3. Nos entrenamos mucho y por eso estábamos tranquilos con que íbamos a llegar al podio", expresó el patinador marplatense, Nahuel Schelling

"Detrás nuestro quedó China Taipéi y el tercero fue Colombia. En esta final hubo países fuertes, como Francia que son potencias en el deporte y por eso estamos contentos. Estábamos preparados, entrenamos bastante para esto, haciendo dos o tres turnos los últimos meses", expresó el integrante del seleccionado argentino de patín carrera.

"El orden de los relevos los decidimos probando previamente, para ver cómo nos sentimos cómodos, según de qué forma empujamos o pasamos el peso al otro. Lo estuvimos practicando mucho el último mes y eso lo designa el entrenador pero incluye nuestras sensaciones", continuó Schelling. 

 "Mis sensaciones todavía no puedo explicarlas, es mi primera medalla del mundo. Estoy muy feliz, contento, no caigo que soy campeón del mundo. Es un sueño que tengo desde chico y es algo hermoso", mencionó. 

 "Este miércoles nos dieron la medalla así que recién ahí pude entender qué pasaba. Lo primero que sentí fue alivio y una felicidad enorme, por haber representado al país de esta manera y haber llegado a ser campeones del mundo", dijo el patinador marplatense. 

Como todo deportista de alto rendimiento, Schelling comentó que los sacrificios son parte del esfuerzo para alcanzar los objetivos: "Dejamos de lado muchas cosas, el trabajo, la familia, los estudios. Pero vale la pena porque una vez que llegan los logros por los que peleas, son recompensa". 

"Al finalizar este mundial, que es mi último torneo Internacional del año, me queda un Federativo Argentino en Mar del Plata. Seguramente compita en dos pruebas y después me tomaré dos o tres semanas de vacaciones, para retomar los objetivos del próximo año", concluyó el marplatense representante de la selección argentina de patín. 

Comentarios