Decepción en el debut: Argentina cayó ante Arabia 2 a 1

Luego de un buen primer tiempo y con la ventaja a favor, la Argentina entró dormida en el complemento y los asiáticos dieron vuelta el partido en 7 minutos. Ahora a levantar cabeza para el partido del sábado ante México.

Por Redacción

martes 22 de noviembre, 2022

Argentina sufrió una dura derrota en el debut del Mundial de Qatar 2022 al perder con Arabia Saudita 2 a 1. Messi, de penal, abrió la cuenta para la selección, pero un complemento incómodo con los asiáticos más despiertos y aprovechando las situaciones, permitieron dar la sorpresa en la fecha inaugural.

El equipo de Scaloni manejó la pelota pero sin profundidad, en tanto Arabia se mostró ordenada en el inicio del partido. Messi abrió la cuenta, de penal, tras la intervención del VAR en un agarrón a Paredes.

En el complemento llegó el baldazo de agua fría: a los 48' S. Al-Shehri con un remate cruzado y a los 53' S.Al Dawsari, su capitán, con un derechazo al ángulo, dieron vuelta el marcador para los asiáticos.

Para intentar buscar un cambio, Scaloni metió tres cambios a los 14 minutos del complemento: ingresaron Lisandro Martínez, Enzo Fernández y Julián Alvarez.

Pero, fue todo confusión para el ataque argentino. La pelota no pasó por los que mejor la tratan, se abusó del pelotazo al área y si bien el arquero asiático tuvo una notable intervención al sacar un cabezazo a quemarropa cuando cargaban varios jugadores al ataque. Había sido Tagliafico quien llegaba y en otra por arriba, Messi y Julián, luego, no pudieron darle potencia a los cabezazos que terminaron en las manos del golero, de buen rendimiento.

Arabia, bien ordenado, se replegó y no regaló tanto con el achique como en el primer tiempo. Lautaro y Alvarez, como doble 9, fueron asistidos pero por el aire, con lo cual quedaban a la suerte de un anticipo que nunca llegó.

El cambio de Acuña por Tagliafico quiso busca ensanchar el ataque nacional. Poco resultado dio. Argentina se confundió en ataques repetitivos y el reloj se transformó en el enemigo.

Faltó claridad, sobraron ganas, pero por sobre todo, tener en claro que se le escurrió de las manos un partido que tenía dominado por completo en el primer tiempo.

 

Comentarios