La cultura japonesa pisa fuerte en Mar del Plata

Requiem, la convención de manga, anime y videojuegos más grande la ciudad festejó su décimo aniversario con un encuentro que convocó a más de 1300 personas.

Por Redacción

domingo 4 de diciembre, 2022

Por Camila Barros Palma.

El fenómeno del manga, el anime y la cultura japonesa en general cada vez pisa más fuerte en Argentina. Incluso, gracias a Internet, lo que era considerado un nicho comenzó a expandirse al punto de atravesar la pantalla.

Hoy, el talento asiático conquista a los jóvenes -y no tan jóvenes- que buscaron un espacio para compartir sus aficiones, conocimientos y colecciones vinculadas a la cultura. De esta forma surgieron las convenciones, donde las series de animación, videojuegos, el cosplay -disfraces de personajes de historietas y anime- y las comidas típicas son protagonistas.

La Requiem cumplió su décimo aniversario en Mar del Plata, una de las primeras y más grandes convenciones que tiene la ciudad, donde la subcultura otaku brilla en su máximo esplendor. Desde concursos, alimentos típicos y mucho merchandising, el evento ofrece un recorrido por el diversificado mundo japonés al alcance de todos.

Foto: Lumen Fox

Guillermo Daniel Barrios es quien ideó este encuentro, con 33 años es organizador profesional de eventos y pudo vincular sus dos pasiones: el anime y la locución.

"Mi inicio en este tipo de ambiente y cultura fue desde que tengo razón, cuando era chiquito empecé a ver anime como Dragon Ball y Evangelion. Siempre fui más de los videojuegos, pero me gusta toda la cultura que en general agrupa, como los cómics, el manga", manifestó.

Al tener una enfermedad en la vista desde que nació, "no fui propenso hacia los deportes por el tema de contacto" por lo que encontró en el anime y los videojuegos una forma de entretenerse, ya que "tenía que estar más tiempo en mi casa", contó.

Foto: Lumen Fox

El 17 de abril del 2012, Guillermo trabajaba en un bar y tuvo la idea de compartir sus intereses con otras personas: "Arrancamos con algo muy chiquitito que hicimos en un bar de Alem, después pasamos a un salón de fiestas, colegios y ahora tenemos más de 50 eventos".

En la primera edición, organizaron un encuentro “para 100 personas y vinieron 250. Habíamos hecho un concurso de cosplays, un concurso de Karaoke, pasamos música referida a la temática. Justo en el bar se habían puesto de moda los arcades, entonces había videojuegos y comida", continuó.

"En ese entonces la difusión fue de boca en boca y Facebook que estaba en su arranque. Se juntaban los chicos en la plaza Mitre y se corrió la 'rola'. Ya el segundo y tercer evento se hacía en Facebook, hoy en día es a través de Instagram", señaló.

Foto: Lumen Fox

REQUIEM: UNA DÉCADA DE HISTORIA EN LA CIUDAD

El 26 de noviembre, la Requiem celebró  sus 10 años con un evento que reunió a 1300 personas que participaron de las actividades, pudieron comprar aquellos productos que muchas veces parecen difíciles de conseguir e incluso conocieron un poco más sobre esta cultura.

“La verdad fue muy lindo, pero extremadamente caótico porque después de lo que fue la pandemia y que tuve que hacerme unas operaciones, a nivel económico fue empezar de cero”, aseguró.

No obstante, “el evento salió espectacular, tenemos muchísimas historias en las que nos han etiquetado, mensajes, es increíble que la gente se haya ido contenta y fue difícil en muchos aspectos, pero muy gratificante al final".

"Lo que más se dificulta dentro del evento es la parte de los expositores y sectores de videojuegos o lo más tecnológicos. La producción del escenario tiene su dificultad, pero con el tema de que el cronograma se desarrolle a tiempo. Los retrasos son por la gente que participa en los concursos o distintas presentaciones. Nos pasó que se nos quemó una Playtation y son cosas que lamentablemente pasan, pero en este evento no tuvimos ninguna dificultad excesiva", agregó.

Foto: Lumen Fox

En este evento en particular, las actividades se eligieron según los intereses de los asistentes, de esta forma definieron "los torneos de videojuegos, el cronograma va en base a los concursos, de cosplay, baile, de imitaciones, que lo estamos puliendo más, y hicimos una convocatoria de artistas para que se presenten y estén en los concursos como jurados".

Asimismo, comentó que "tenemos una actividad principal, totalmente nuestra, que es la Requiem Random Battles que es un show cómico donde hacemos participar a todas las personas".

Por otro lado, la elección de los stands para venta de productos relacionados a la subcultura otaku se hizo con una convocatoria a través de redes sociales, donde "tuvimos más de 120 postulantes de Mar del Plata que fuimos eligiendo en base a la cantidad de cosas que tenían y el tipo para que no se repitan", ya que la idea es que " los expositores puedan tener una competencia más sana y leal", explicó.

Foto: Lumen Fox

Guillermo Barrios es el productor general y organizador del evento, sin embargo, no trabaja solo: "Desde un inicio siempre estuvieron mis amigos y gran parte de mi familia. Lo que sería el staff con el tiempo ha ido variando porque hubo gente que se fue del país o ha hecho otras cosas, pero después de la pandemia el grupo es 90% nuevo, pero los amigos y familia se siguen manteniendo", remarcó.

Además, "se le da la oportunidad a chicos jóvenes para que tengan su primera experiencia laboral con una diversidad para que puedan aprender y hacer cosas nuevas. La verdad que eso es muy lindo y siempre se trabaja muy bien".

Foto: Lumen Fox

Una semana después de la adrenalina, nervios y emoción que genera llevar a cabo semejante evento "sabemos que en el evento hay muchas cosas que mejorar, pero el balance es muy favorable, no esperábamos que tuviera tanta repercusión a nivel de cosplays, la gente que participó en los concursos, los asistentes, expositores de stands que les fue muy bien", concluyó.

Cada vez son más las personas que se sumergen en esta cultura que trae experiencias, intereses y formas de vida muy distintas a las que encontramos de este lado del mundo. Mar del Plata le da una oportunidad a estos espacios y cierra un poco las distancias para dar lugar a un nuevo fenómeno social.

Comentarios