El futuro de la industria pesquera se debate en la UTN

Busca responder qué nos sucede con el mar, qué hay en el puerto y porqué es un lugar de encanto y rechazo para la comunidad, al igual que tratará temas como el arte y la ingeniería.

Por Redacción

lunes 5 de diciembre, 2022

El miércoles 7 se realizará el encuentro entre docentes de ingeniería y artistas en el Aula Magna de la UTN, ubicada en Dorrego al 281, presentado por la docente de la carrera de Ingeniería Pesquera, Sabrina Ojeda, y los artistas Gustavo Morales y Martín Virgili.

Desde hace algunas semanas, apenas el personal docente y alumnado ingresa a la Universidad Tecnológica Nacional de Mar del Plata, son recibidos por un inmenso cubo giratorio fabricado en madera y colgado del techo.

Ello se trata de una instalación del artista Gustavo Morales, que se suma a la lista de actividades disruptivas que hace tiempo propone Martín Virgili, el director del CEAC (Centro de Arte y Ciencia de la universidad), para aportar con una mirada artística un nuevo enfoque de la carrera de ingeniería pesquera, uno de los pilares de nuestro puerto.

Este miércoles a las 18 en el Aula Magna de la universidad (Buque Pesquero Dorrego N° 281, Puerto) se presentará la residencia artística Calado, un punto de partida para fomentar el diálogo entre Sabrina Ojeda, docente de la carrera de Ingeniería Pesquera junto a los artistas Gustavo Morales y Martín Virgili en el marco de la Residencia Artística Calado 2022.

Con el foco puesto en el futuro de la industria, se buscarán respuestas a interrogantes como: ¿Qué nos pasa con el mar? ¿Qué hay en el Puerto que es un lugar de encanto y rechazo para la comunidad? ¿Qué tiene para decirse del arte y la ingeniería? o ¿Cómo ampliar el alcance de una carrera estratégica para el futuro de nuestra ciudad?

Asimismo, Gustavo Morales fue seleccionado por el CEAC (Centro de Arte y Ciencia) para realizar una investigación en torno a la carrera de Ingeniería Pesquera (dictada en la UTN Mar del Plata) y presentar un proyecto creativo que dé cuenta de su particular visión sobre los temas, afectos, problemas y desarrollos propios de esa disciplina tecnológica.

De hecho, el artista cursó distintas materias de la cursada regular, mantuvo entrevistas con docentes y estudiantes y visitó fábricas relacionadas con la industria para luego construir "Todo vino del mar", la obra con la que cerró ese proceso.

Comentarios