Virginia, la operadora del SAME que le salvó la vida a una persona por teléfono

Una señora se comunicó con la línea de emergencias 107 y en pleno ahogamiento de un hombre mayor de edad, el cual estaba a su cuidado, logró salvarle la vida gracias a las indicaciones de la radioperadora.

Por Redacción

jueves 15 de diciembre, 2022

Las situaciones extremas suelen paralizarnos, bloquearnos, sin poder ayudar a quien lo necesita o a nosotros mismos.

Quienes se capacitan día a día para poder ayudar en este tipo de contextos extremos que nos superan, son los trabajadores radioperadores del SAME.

Virginia, es responsable de atender las llamadas que ingresan al 107 y en su turno logró tranquilizar a una mujer desesperada, para que esta, luego pueda salvarle la vida a un hombre que padeció un ahogamiento por la ingesta de un alimento.

En diálogo con El Marplatense, Virginia precisó los detalles de la llamada que salvó una vida.

“Llamó una señora solicitando una ambulancia por un adulto mayor que presentaba signos de ahogamiento ya que tenía una obstrucción total y se le dio la instrucción paso a paso de las maniobras de Heimlich para poder salvar al hombre, que la mujer tenía a su cuidado", dijo.

"El paciente estaba ahogado con un trozo pan y no podía respirar y por suerte con la maniobra de Heimlich pudimos solucionarlo. El hombre estaba mal, estaba morado nos dijo su cuidadora", manifestó.

"La situación fue crítica pero pudimos tranquilizar a la persona que llamo y a los segundos pudo llegar la ambulancia y estamos felices. Siempre se trata de  mantener la tranquilidad a la persona que llama que en una emergencia está  estresada y la alentamos para que haga lo que decimos", explicó.

"Fueron minutos, pero pareció eterno, gracias a las capacitaciones del Same, en Provincia y la Municipalidad, podemos dar respuestas de este tipo", concluyó.

Por todo lo contado, es importante siempre por temas de salud llamar al 107 y no al 911.

En qué consiste la Maniobra de Heimlich

La Maniobra de Heimlich, es un procedimiento de primeros auxilios para desobstruir el conducto respiratorio, bloqueado por un trozo de alimento o cualquier objeto pequeño.

Es una técnica efectiva para salvar vidas en caso de asfixia por atragantamiento.

En estos casos se debe proceder de la siguiente manera:
-Abrazá a la persona por la espalda y por debajo de sus brazos.
-Poné una de tus manos en puño cerrado cuatro dedos encima de su ombligo, en la línea media del estómago
-Colocá tu otra mano sobre el puño.
-Recliná tu cuerpo un poco hacia delante
-Hacé presión sobre el abdomen en sentido hacia atrás y arriba.
-Continúa la maniobra hasta que salga el objeto que obstruye.

 

 

Comentarios