El presidente de Sudáfrica es elegido para un nuevo mandato al frente del Congreso Nacional Africano

Ramaphosa obtuvo 2.476 votos durante el congreso celebrado por el ANC, con lo que se impuso con más de 500 votos a su principal rival, Zweli Mikhize.

Por Redacción

lunes 19 de diciembre, 2022

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, fue reelegido hoy para un nuevo mandato al frente del gubernamental Congreso Nacional Africano (CNA), partido en el poder en Sudáfrica, en una votación que tuvo lugar en medio de acusaciones de corrupción.

Ramaphosa obtuvo 2.476 votos durante el congreso celebrado por el ANC, con lo que se impuso con más de 500 votos a su principal rival, Zweli Mikhize, quien sumó 1.897, informó el portal sudafricano de noticias News24.

La victoria de Ramaphosa en la votación en el congreso del ANC lo pone en la primera posición de cara a las elecciones presidenciales de 2024, en las que se especula que podría buscar un nuevo mandato, posibilidad que había quedado en entredicho por las últimas acusaciones contra él en relación con un caso de corrupción relacionado con un robo en 2020 en una granja de su propiedad.

Un panel de expertos legales nombrados por el presidente del Parlamento había impulsado un "impeachment" contra el presidente argumentando que podría haber violado la Constitución tras ocultar alrededor de 580.000 dólares en un sofá en su granja, si bien el CNA usó su mayoría parlamentaria para rechazar las conclusiones del comité.

El presidente sudafricano negó cualquier tipo de acto ilegal y anunció medidas para anular las conclusiones del informe, además de defender que el dinero en cuestión deriva de la venta de productos de caza, algo puesto en duda por los expertos.

Ramaphosa, cuyo discurso contra la corrupción centraba su agenda tras su llegada a la Presidencia, vio a principios de mayo respaldada su aspiración a ser candidato del CNA para las elecciones de 2024, después de que uno de sus aliados revalidara su cargo de líder del partido en la provincia de Cabo Oriental.

El mandatario accedió al poder tras la salida de la Presidencia de Jacob Zuma en medio de numerosos escándalos de corrupción, por lo que prometió actuar firmemente contra las prácticas corruptas.

Zuma fue condenado en junio a 15 meses de cárcel por desacato por negarse a testificar ante un panel judicial que investiga la corrupción durante su mandato, lo que derivó en una oleada de protestas en el país que derivó en unos enfrentamientos y disturbios que se saldaron con varios cientos de muertos.

Zuma, quien la semana pasada demandó a Ramaphosa por "graves crímenes" no especificados, está siendo juzgado también por cerca de 800 pagos que supuestamente recibió en conexión con una compra de armamento a la empresa francesa Thales para modernizar el aparato de defensa del país a finales de los noventa.

Comentarios