El día que Boca y River rechazaron a Emiliano Dibu Martínez: "Quedó desilusionado"

El arquero, que hoy brilla en la Selección Argentina, tuvo dos pruebas en Capital Federal antes de recalar en Independiente, a los 12 años. Su papá y su entrenador en Mar del Plata recordaron las historias.

Por Redacción

lunes 26 de diciembre, 2022

El "Dibu" Martínez no llegó a debutar en la Primera de Independiente, menos en la de River y Boca, clubes que lo rechazaron durante sus primeras pruebas formales en la Capital Federal. Sí, esos fueron los primeros capítulos de una carrera que hoy lo tiene en el éxito al arquero de la selección argentina, según su papá, Beto.

"Fue a Boca y River, tenía 12 añitos. Volvió desilusionado porque estuvo una semana haciendo pruebas, fueron eliminando chicos y él fue quedando. Pero, al final, quedó el arquero de un entrenador que era viejo del club o algo por el estilo. Él sabía que podía haber quedado, por eso estaba desilusionado", recordó su padre en un diálogo con Infobae.

Jorge Peta, uno de los primeros entrenadores de arqueros del Dibu, era el encargado de llevar jugadores desde Mar del Plata y, por sus condiciones, como el poder de reacción y la altura, eligió las instituciones más importantes del país.

"En River lo vio Pitarch, en Boca lo ve Maddoni. Ellos nos dijeron que tenían jugadores más o menos como él. Yo pienso que sería por el tema de la pensión, porque ahí tienen alojados muchos chicos y algunos no tienen lugar”, explicó Peta.

Sin embargo, el "Dibu" tendría su revancha en el fútbol: Miguel Ángel Santoro, coordinador del área de captación de arqueros de Independiente, lo vio y fichó de inmediato. “Si tiene el bolso, que el pibe ya se quede”, le dijo a la familia.

La gloria del Rojo fue como un segundo padre para Emiliano, al punto tal que fue quien recomendó su convocatoria al seleccionado juvenil Sub-17 y más tarde lo acompañó para realizar la prueba en Arsenal de Inglaterra a sus 17 años.

“En esto tenés que ser rápido, no podés cerrar los ojos y tenés que estar despierto. A un chico de Mar del Plata, si vos no lo querés probar, le decís ‘bueno, vení mañana’, se te mandó a mudar y perdiste la oportunidad. Ahí capaz que se te puede perder de vista algún valor importante”, confesó Santoro.

Dos años antes que eso suceda, Ricardo Enrique Bochini se había contactado con las autoridades del Club Atlético San Isidro de Mar del Plata para llevarse a Dibu Martínez tras un partido disputado en La Feliz, pero sus padres no quisieron que se independizara tan rápido.

Comentarios