Alan Gómez: "Messi se ve feliz, es lo que todos queríamos para él"

El músico de La Konga habló con CNN Radio sobre su historia con Lionel Messi y la firma del brazo que fue tatuaje.

Por Redacción

sábado 31 de diciembre, 2022

Alan Gómez, músico de La Konga, habló con CNN Radio sobre su historia con Lionel Messi y la firma del brazo que fue tatuaje.

"Siempre pensé que si me lo llegaba a cruzar a Messi en algún lado, le iba a pedir una firma. Y se dio en la fiesta de 'Campeones del Mundo'. Era difícil cruzarlo porque ellos estaban en la suya, pero él se acercó a saludar y ahí se lo pedí. Me temblaba todo el cuerpo (risas)", explicó en diálogo con Digamos Todo, de Nacho Girón.

"Él es muy buena onda. Pensar que hace unos días atrás estaba levantando la Copa del Mundo... Es tremendo eso. Terminamos el show, que de hecho también estaban Di María, Paredes, Maxi Rodríguez, todos muy prendidos. Y después de terminar, nos llevan para otro lado y ahí esperamos un rato hasta que la organizadora lo buscó para que nos salude", agregó.

"Nos sacamos una foto, charlamos un ratito. No pudimos decirle mucho más que gracias porque no nos salía nada (risas)", dijo.

Según relató Gómez, "le pregunté si me podía firmar el brazo y me dijo que no había drama. Ahí me preguntó si me lo iba a tatuar, y cuando le dije que si me dijo que entonces lo iba a hacer bien prolijo".

"Hace mucho que lo venía pensando, como la mayoría de todos los que nos gusta el fútbol, que lo seguimos desde muy chico. Antes de salir campeones de la Copa América, nació mi hija y yo le puse Alma Lionela, por él", agregó.

"Este es mi primer tatuaje. Eran como las 2 de la mañana cuando me firmó, salimos a las 3 de Rosario, llegamos tipo 8 a Córdoba y ya salí a buscar al tatuador. Ya medio se estaba queriendo borrar, así que fui rápido", contó.

"Cuando me firma Leo, subo una historia y ahí se contactaron conmigo. Llegué directo al estudio, y el tatuador también estaba muy emocionado. A todos les genera eso, una gran emoción", añadió.

"Hace tiempo estamos acostumbrados a tocar frente a mucha gente. Esto fue más íntimo, había unas 100 personas, y vos mientras veías disfrutando a Messi por ejemplo. Fue lindo, pero en la previa había unos nervios terribles", indicó.

"Es muy sencillo, la gente le pide cosas y jamás hace un mal gesto. Estuvo con nosotros y se lo veía muy contento. Se lo ve muy feliz, y eso es lo que todos queríamos", aseguró.

Comentarios