Lula asumió su tercer mandato como presidente de Brasil: “Al terror y violencia responderemos con las leyes”

En un escenario de creciente tensión por la salida de Bolsonaro, el ahora mandatario juró y prometió “rescatar del hambre a 33 millones de personas”.

Por Redacción

domingo 1 de enero, 2023

Lula da Silva asumió su tercer mandato como presidente de Brasil en medio de un fuerte operativo de seguridad, en un escenario de creciente tensión y estrictas medidas de seguridad después de los frustrados intentos de seguidores del saliente mandatario Jair Bolsonaro de provocar atentados durante la ceremonia de jura.

El presidente, de 77 años, juró este domingo ante el Parlamento como nuevo presidente de la República Federativa de Brasil para el período 2023-2027. ”Prometo mantener, defender y cumplir la Constitución, observar las leyes, promover el bien general del pueblo brasileño, sustentar la unión, la integridad y la independencia de Brasil”, declaró.

El presidente y su esposa, la socióloga Janja, dejaron la Catedral Metropolitana rumbo al Congreso en el tradicional Rolls Royce convertible usado por el jefe de Estado durante las ceremonias de juramento. En un extenso discurso de asunción, Lula afirmó: “Dictadura nunca más. Democracia para siempre”.

En tanto, un hombre en posesión de un cuchillo y explosivos fue bloqueado este domingo en Brasilia por la policía militar en la entrada del área donde se desarrolla la ceremonia de toma de posesión del presidente electo, informó el portal G1 citando un comunicado de la policía militar del Distrito Federal de Brasilia.

Qué dijo Lula tras jurar como nuevo presidente de Brasil
En su discurso ante el Congreso, Lula dijo: “Si estamos aquí hoy es gracias a la conciencia política de la sociedad brasileña y el frente democrático que formamos a lo largo de esta campaña. Fue la democracia la gran victoriosa de esta elección”.

Lula dijo que con su asunción se superaron “las más violentas amenazas, la más abyecta campaña de mentiras y odio tramada para manipular al electorado brasileño”. También dijo que su investidura le puso un “fin al autoritarismo”.

“Hoy el gran mensaje es de esperanza y reconstrucción”, afirmó.

Lula dijo que asumió el compromiso de reconstruir al país y hacer un país para todos.

“No sería justo pedir paciencia a la gente con hambre”, dijo el mandatario y afirmó que se comprometerá a renovar el plan social Bolsa Familia para hacerlo “más fuerte y más justo. Nuestras primeras acciones apuntan a rescatar del hambre a 33 millones de personas y rescatar de la pobreza a más de 100 millones de brasileños y brasileños, que soportaron la más dura carga del proyecto de destrucción nacional que hoy se cierra”, dijo

Sobre el gobierno saliente de Jair Bolsonaro, que no estuvo presente de la ceremonia de jura y viajó el viernes a Estados Unidos, Lula aseguró: “No cargamos ningún ánimo de revancha. Al odio responderemos con amor. Al terror y violencia responderemos con las leyes. Dictadura nunca más. Democracia para siempre”.

Además, reiteró que una de sus metas será alcanzar “deforestación cero” en el Amazonas. “No podemos admitir que haya una tierra sin ley. No vamos a tolerar la deforestación y la degradación del ambiente que tanto mal le hizo a este país”, sostuvo.

“El diagnóstico que recibimos del gobierno de transición es desastroso. Vaciaron los recursos de salud, desmontaron la educación, la cultura, la ciencia y la tecnología, destruyeron la protección del medio ambiente”, dijo.

Sobre los pueblos indígenas, dijo que su país tiene “una deuda histórica”. Por ello destacó la creación del Ministerio de los Pueblos Indígenas.

Lula dijo que Jair Bolsonaro perpetró un genocidio durante la pandemia
En su extenso discurso ante el Congreso, Lula expresó que el Brasil “no precisa de armas en manos del pueblo”, uno de los puntos más polémicos del mandato de Bolsonaro. “Necesita educación y cultura”, alertó.

Además, acusó al gobierno de Bolsonaro de perpetrar un genocidio durante la pandemia de coronavirus por la política de “negacionismo” y “oscurantismo” llevada adelante a su juicio durante la emergencia sanitaria.

“Vamos a recomponer el presupuesto de salud y de educación”, señaló.

La ceremonia fue presenciada por 17 jefes de Estado y de gobierno
Diecisiete presidentes y jefes de Gobierno, junto a cinco vicepresidentes y decenas de cancilleres y primeros ministros de todo el mundo participaron en Brasilia de la ceremonia de asunción del Lula como jefe de Estado, junto a representantes de las principales organizaciones regionales y mundiales, según el listado oficial de la organización.

Entre los asistentes se encuentra el mandatario argentino, Alberto Fernández, con quien Lula se reunirá mañana lunes en Brasilia.

Comentarios