Reglas de cuidado para el calor extremo

La doctora Anabella Lelardi comparte los cuidados a tener en cuenta frente a las altas temperaturas.

Por

miércoles 4 de enero, 2023

Cuando se transitan las denominadas “olas de calor  existen ciertos riesgos para la salud que pueden ir desde la deshidratación y el sobrecalentamiento corporal, hasta otras afecciones de diversa gravedad: como desmayos, vómitos e, incluso, empeorar en personas con problemas del corazón o la respiración; calambres o agotamiento.

Recomendaciones

A continuación, la Dra. Anabella Lelardi, dermatóloga propone algunas recomendaciones para cuidarse este verano de las olas de calor:

  • Evitar la exposición al sol entre las 10 y las 16 horas, tratando de permanecer en espacios ventilados.
  • Evitar por completo la exposición al sol de niños menores de 1 año. Los mayores de esa edad pueden estar al sol sólo en horarios permitidos y con la protección necesaria.
  • Mujeres embarazadas, personas mayores de 65 años y quienes padecen enfermedades crónicas deben tener un mayor cuidado ante el sol.
  • Aplicar fotoprotector solar media hora antes de salir de casa. Usar protector solar factor 50 con filtro UVB y UVA. Renovar cada 2 horas en caso de estar al aire libre.
  • Cuando las temperaturas son altas (mayor a 30ºC) y hay más humedad ambiental, las pérdidas de agua son mayores, por lo que se debe aumentar el consumo de agua.
  • También se pueden consumir frutas y verduras frescas, así como otras bebidas como jugos y licuados naturales. Se trata de evitar el consumo de gaseosas, alcohol y otras bebidas azucaradas.
  • Usar ropa clara, holgada y liviana. También anteojos de sol y sombreros o gorros que ayuden a generar sombra. Los colores oscuros atraen la luz del sol y, por ende, el calor. Y la ropa ajustada dificulta la correcta respiración de los poros de la piel.
  • Si se va a realizar actividad física, se recomienda hacerlo en las horas de menos calor (bien temprano o por la tarde-noche). Tomar abundante agua antes, durante y después del ejercicio.
  • Tomar baños o duchas varias veces al día, a temperatura natural. Se puede salpicar el rostro con un poco de agua fría durante el día en momentos de calor extremo o cansancio.
  • Las luces eléctricas calientan los ambientes. En tal sentido, se recomienda apagar la mayor cantidad posible. Bajar las persianas de las casas, usar cortinas que frenen la luz del sol. Mejor aún si se puede contar con ventiladores o aires acondicionados (a 24 grados de temperatura) para climatizar el ambiente por completo.

Comentarios