Thomsen, el rugbier más complicado: una por una, las pruebas que lo incriminan

La Justicia considera que fue quien le propinó una de las patadas mortales a Fernando Báez Sosa, asesinado en 2020. Cómo era su vida antes de aquella trágica madrugada.

Por Redacción

sábado 14 de enero, 2023

Máximo Thomsen es uno de los ocho rugbiers detenidos que enfrentan una pena de prisión perpetua en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa. Aunque está acusado por los mismos cargos que el resto, es quien está más complicado, de acuerdo a las declaraciones de los distintos testigos que fueron aportando datos durante el proceso.

En base a lo relatado por varios de los amigos de la víctima, se cree que Thomsen fue quien le propinó la patada mortal a Fernando ese 18 de enero de 2020 en la puerta del boliche Le Brique de Villa Gesell.

Es por eso que, a pesar de que todos fueron imputados de la misma manera, Thomsen podría recibir una pena más alta que el resto de sus amigos. Para evitar ese escenario, la defensa se aferra a una última carta secreta que espera poder develar en los próximos días, cuando finalmente declaren Juan Pablo Guarino y Alejo Milanesi.

Qué hizo Máximo Thomsen en la noche de la golpiza

La participación de Máximo Thomsen en la golpiza también puede reconstruirse a través de un audio de WhatsApp perteneciente a uno de los amigos en común de los rugbiers. Según aseguró ese joven, agendado en el grupo como Juani Neme, fue Thomsen quien pegó la última patada que dejó sin signos vitales a Fernando.

Comentarios