El presidente Recep Tayyip Erdogan impone su mano dura y logra la reelección en Turquía

Se mantiene en el poder en forma ininterrumpida desde 2003, como primer ministro o presidente. Seguirá en el cargo por otros cinco años.

Por Redacción

domingo 14 de mayo, 2023

Los primeros resultados de las elecciones celebradas este domingo en Turquía muestran al presidente Recep Tayyip Erdogan con una sólida ventaja tras el recuento del 50% de los votos, según la agencia de noticias estatal turca Anadolu.

Erdogan obtuvo el 52% de los sufragios, frente al 41% del principal líder de la oposición, Kemal Kiliçdaroglu, jefe del partido socialdemócrata laico CHP.

El tercer candidato, Sinan Ogan, obtendría cerca del 5% de los votos.

Kiliçdaroglu rechazó inmediatamente los resultados. “Estamos a la cabeza”, aseguró. Una de sus manos derechas, el alcalde de Estambul, Ekrem Imamoglu, pidió a los ciudadanos hacer “caso omiso de las cifras ofrecidas por Anadolu”.

El líder turco gobierno el país desde 2003, primero como primer ministro (2003-2014) y luego como presidente, desde 2014 hasta hoy. Si se confirman los resultados, obtendría un nuevo mandato por otros cinco años.

Los sondeos preelectorales sugerían que se enfrentaba a la batalla más dura de sus dos décadas al frente de este país miembro de la OTAN, que en los últimos años ha sufrido turbulencias económicas y la erosión de los controles y equilibrios democráticos.

Recep Erdogan promete más democracia

Erdogan, de 69 años, hizo campaña con la promesa de devolver a Turquía a una senda más democrática.

Si ningún candidato obtiene más del 50% de los votos, el ganador se decidirá en una segunda vuelta el 28 de mayo. Los votantes también eligieron a los legisladores que ocuparán los 600 escaños del Parlamento turco, que perdieron gran parte de su poder legislativo bajo la presidencia ejecutiva de Erdogan.

Si gana su alianza política, Erdogan podría seguir gobernando sin muchas restricciones. La oposición ha prometido devolver el sistema de gobierno a una democracia parlamentaria si gana tanto las elecciones presidenciales como las parlamentarias.

Quién es Recep Erdogan

A Erdogan se lo considera un hombre de mano dura. Muchos de sus seguidores lo respaldan porque estiman que defiende los valores conservadores y la expresión de la religión en la vida cotidiana. Pero sus detractores lo acusan de ser autoritario, populista y de haber menguado los derechos democráticos de los turcos.

Pero más allá de toda polémica, es sin dudas el líder político que más ha marcado el país desde el fundador de la República, Mustafa Kemal Atatürk.

Sus votantes siguen confiando en él por el gran el impulso económico que tuvo el país tras la grave crisis financiera de 1999. Sin embargo, en los últimos años, entre denuncias de golpe, oleada de detenciones de opositores y acusaciones de autoritarismo, su figura ha perdido popularidad y hay un gran descontento en la población.

Además, su gobierno atraviesa períodos de constantes tensiones con la Unión Europea y Estados Unidos, a pesar de ser miembro de la OTAN.

Erdogan nació en 1954 en la región del Mar Negro, aunque a los 13 años su familia se trasladó a un barrio humilde de Estambul. Allí coqueteó con ser futbolista profesional, pero su padre lo obligó a seguir una carrera universitaria. Se graduó en administración en la universidad de Marmara enseguida se unió al Partido de Bienestar (RP) de Necmettin Erbakan.

En 1994 fue electo alcalde de Estambul. Su gestión fue exitosa en materia económica, pero una acusación de “incitar al odio racial” lo llevó a pasar cuatro meses en prisión. Fue denunciado por leer un poema en público que incluía los versos “Las mezquitas son nuestros cuarteles, las cúpulas nuestros cascos, los minaretes nuestras bayonetas y los fieles nuestros soldados”.

En 2001 fundó un partido islamista y dos años después fue designado primer ministro, tras la victoria en elecciones de Abdullah Gül, del partido de Justicia y Desarrollo (AKP). En un primer tramo de su gobierno, recibió elogios por su política económica y por darle derechos a las minorías, pero pronto la oposición lo acusó de autoritarismo.

A partir de 2013, las denuncias se hicieron cada vez más insistentes. En 2014 fue electo presidente. En su mandato enfrentó a la guerrilla kurda y una serie de atentados terroristas. Dos años después afrontó una intentona golpista.

Erdogan acusó a su antiguo aliado, el clérido islámico Fethullah Gulen. Entonces, su gobierno realizó una ola de arrestos de opositores. Se estima que más de 50.000 personas fueron detenidas. Sin embargo, en 2018, fue reelecto en el cargo.

Fuente: TN.

Comentarios