Quilmes hizo del Poli una fortaleza y sale entonado a la ruta

El "Cervecero" sumó su tercera victoria al hilo en Mar del Plata al superar por 100-89 a Rocamora y sale a la ruta con la seguridad de que va por buen camino. Tiene un récord 5-5 con todos sus triunfos de local y sus caídas de visitante.

Por Redacción

miércoles 29 de noviembre, 2023

Por Nicolás A. Ronchi

Tuvo momentos de alto rendimiento y otros de bajo, pero cada vez que cayó, tomó impulso para levantarse. Quilmes venció por 100-89 a Rocamora en el Polideportivo Islas Malvinas y alcanzó su tercera victoria consecutiva en la Liga Argentina. Además, todavía no perdió de local.

Fernández con 22 en el local y Cavallin con la misma cantidad en la visita fueron los máximos anotadores del partido. Fue con parciales de 32-25, 20-25, 28-21 y 20-19.

Para los amantes del básquet, el primer cuarto fue todo un espectáculo. Con dos equipos que tomaron riesgos, sumado a que estaban con las manos calientes, el show comenzó desde que corrió el reloj. En los 4´ iniciales, el juego se mantuvo parejo (12-12) por los bombazos de la visita -dos de Caire y uno de Catalín y Cavallin-, mientras que el "Cervecero" utilizó a Acuña en el poste bajo.

Pero de un momento a otro, el dueño de casa no le cedió la misma libertad en el perímetro y lo obligó a tirar incómodo. Sumado a ello, quienes estuvieron dulces desde 6,75 fueron Eseverri -2- y Fernández -1-. Rocamora no llegaba a la pintura y de contraataque, penetrando el aro con el mismo alero -10 puntos en 1°c-, cerró el primer segmento con una diferencia de ocho (32-24).

Sin embargo, ese romance con el gol se tomó unas vacaciones en el segundo chico. La rotación no le funcionó a Luis Fernández y mediante Caire y Repetti, que se movieron frívolamente por la zona pintada, el elenco entrerriano alcanzó un parcial de 14 a 4 en 5´ y volteó el marcador (38-36).

Luego el "Tricolor" volvió a poner el partido en tablas (41-41) y aunque un triple de Pagella y dos bloqueos a Acuña y Ecker anunciaban la catástrofe, el conjunto de Luro y Guido pudo acomodar la defensa justo a tiempo. Una bomba de Giménez puso las cosas en su lugar y una corrida de Ecker lo dejó nuevamente a la cabeza en el fin del primer tiempo (52-49).

Similar al inicio del encuentro, Quilmes mostró autoridad en el amanecer de la tercera etapa. Con muchísima movilidad en ataque e incomodando los tiros visitantes con presión, encontró la llave para destrabar la propuesta de Rocamora. Sólido desde el tiro externo -1 de Fernández, Ecker y Giménez- y seguro por el manejo de Cequeira, quien también sacó su faceta goleadora, logró alcanzar una máxima de 16 (68-52).

Pero no aguantó ese ritmo y Cavallin junto a Caire fueron el sostén de Rocamora para llegar a la parte final con una distancia de 10 (80-70). En los 10´ del desenlace, mostró tres minutos irreconocibles que le costaron el cierre (81-78), hasta que espabiló. En esos pasajes preocupantes, Fernández, Acuña y Cequeira le dieron la frescura y tranquilidad que necesitaba. Especificamente por un sobrio "Junior", que fue el alma del equipo para atacar el aro y asistir, el "Cervecero" coronó su tercera victoria al hilo por 100 a 89.

SÍNTESIS

Quilmes 100: L. Cequeira 16, L. Fernández 22, E. Giménez 9, A. Ecker 14 y R. Acuña 18 (FI) T. Verbauwede 9, G. Eseverri 7, L. Luna 1, G. Sala 4, T. Ghietti 0 DT: Luis Fernández

Rocamora 89: J. Catalín 17, A. Cavallin 22, M. Caire 14, A. Fernández 4 y F. Repetti (X) 15 (FI) E. Labata 12, J. Pagella 5, V. Occhi 0, M. Tarrago 0 DT: Agustín Pujol

Parciales: 32 – 24, 52 – 49 (20 – 25), 80 – 70 (28 – 21) y 100 – 89 (20 - 19)

Árbitros: José Antonio Dominguez y Marjorie Stuardo

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas

Comentarios