Otra consagratoria actuación de "Dibu" para acercar al Aston Villa a la cima

Los "Villanos" vencieron por la mínima al Arsenal en el Villa Park y se subieron a la tercera colocación de la Premier League, por encima de Manchester City.

Por Redacción

sábado 9 de diciembre, 2023

A un año de la gesta de la Selección Argentina en Qatar, el "Dibu" Martínez volvió a llevarse todos los flashes: fue la figura de un Aston Villa que venció 1-0 al Arsenal y quedó a dos puntos del Liverpool, el líder de la Premier League.

El Tottenham, Chelsea y Manchester United buscaban a un defensor de los tres palos para esta temporada 2023/24. Y a pesar de que el marplatense estaba en los planes de Ange Postecoglou, Mauricio Pochettino y Erik Ten Hag, él decidió quedarse en el Aston Villa, con la promesa de dar pelea tanto en la Premier como en la Conference League. Llamó la atención que el arquero galardonado con el The Best y el Premio Yashin no cambiara de equipo tras su extraordinaria Copa del Mundo. Y no se confundió.

¿En qué radicaba el contraste entre su gran presente en la Selección y su turbulento andar en el Villa Park? Básicamente, en la cantidad de remates que recibía por partido. Con Steven Gerrard al mando, los "Villanos" recibían, en promedio, nueve remates al arco por partido. Difícil que pueda sacar todos, a pesar de tardes con cuatro o cinco atajadas. Con la llegada de Unai Emery a fines del 2022, esto se terminó.

En esta Premier, Aston Villa es el tercer equipo con menos remates en contra (1° el Arsenal y 2° el City). En consecuencia, el arquero tiene mayor margen de error para garantizar las "clean sheet" (valla invicta). No es lo mismo si debe tapar tres o diez remates. El miércoles ya le había atajado dos jugadas clarísimas a Erling Haaland. Y, ante el Arsenal, se lució nuevamente para demostrar por qué es el mejor del planeta en su rubro.

El trámite arrancó a toda marcha, con un golazo de John McGinn a los 8' del primer tiempo. El equipo supo encontrar a Leon Bailey con espacio a su favor y el jamaiquino le sirvió el festejo al capitán. Con el correr los minutos, los "Gunners" comenzaron a dominar la posición de la pelota y a generar situaciones de peligro, bien resueltas por "Dibu": Bukayo Saka, Martin Odegaard y Gabriel Jesús no pudieron superar al arquero de nuestra ciudad.

Sobre el final, Martínez introdujo esa pizca de viveza, potrero y locura que lo caracteriza. Primero, al festejar el gol anulado a Kai Havertz, tras una mano previa: con la cara ensangrentada por un toque con Eddie Nketiah, le pidió aliento y euforia a los suyos. Después, con un picante cruce con el delantero alemán. "Oh, Emi Martínez", gritaron las cuatro tribunas del Villa Park, rendidas a sus pies. Imposible explicar el presente del equipo sin su protagonismo. Como el de la Selección en Qatar.

De esta manera, el Aston Villa cosechó su 15ta victoria consecutiva de local, por Premier. La increíble solidez jugando en Birmingham llevó al conjunto de Unai Emery a utilizar la localía como trampolín. Con 35 puntos (11V-2E-3P), quedó a dos puntos del Liverpool (líder con 37) y a uno del Arsenal (2° con 36). Como si fuera poco, dejó bastante atrás al Manchester City (30 con un partido menos) y al Tottenham (27 con un partido menos).

 

Fuente: con información de Olé.

Comentarios