Los precios se triplicaron en la Argentina en 2023: cuánto tardaron otros países en hacer ese mismo recorrido

La escalada en el valor de los bienes y servicios en el país solo se puede comparar de igual a igual con Venezuela y el Líbano. Estados Unidos acumuló ese mismo guarismo entre 1983 y 2023, mientras a Suiza esa tarea le tomó 53 años.

Por Redacción

sábado 13 de enero, 2024

La inflación de 2023 en la Argentina fue la mayor en la región y el registro de diciembre también obtuvo el primer puesto en la comparación entre países. Los precios, que escalaron 211,4% el año pasado, no hicieron otra cosa que triplicarse en el nivel promedio.

Luego de la pandemia, cuando los gobiernos inyectaron una gran cantidad de dinero para intentar sostener la actividad en plena cuarentena, la inflación se transformó en un tema recurrente para la agenda económica mundial. Sin embargo, GMA Capital sostuvo que “hoy es muy difícil encontrar países con inflaciones anuales superiores a los dos dígitos”.

En ese contexto, la compañía analizó cuánto tiempo demoraron otros países alcanzar un incremento similar al que tuvieron los precios locales en los últimos 12 meses. “La dinámica de la Argentina solo es comparable con Venezuela o Líbano. A países como Angola o Egipto, por su parte, les llevó respectivamente 2,3 y 6,3 años aumentar el nivel de precios como nuestro país lo hizo en un año”, afirmó GMA.

Solamente Venezuela y Líbano han logrado triplicar sus precios en un año. (Foto: GMA Capital).

A nivel regional, triplicar los precios demandó un mínimo de 15 años, como sucedió en Uruguay. A Brasil le llevó casi 20,7 años, mientras en Chile tuvieron que pasar 28,8 años para triplicar los precios. En el extremo más opuesto a la Argentina, a Perú le tomó 29,7 años acumular la misma variación del IPC local de los últimos 12 meses.

“Naturalmente, este cuadro es aún más lamentable si lo comparamos con los países desarrollados. Estados Unidos acumuló ese mismo guarismo entre 1983 y 2023, mientras a Suiza esa tarea le tomó 53 años”, resaltó GMA.

Al analizar solamente el indicador mensual de diciembre, la comparación resulta “aún más odiosa (y numéricamente más ácida)”. “Mientras que a nivel local los precios volaron 25,5% en un mes, a los países de la región les tomó en promedio 55 meses alcanzar ese guarismo. En el otro extremo, a Japón le llevó 423 meses (35 años) lograr la misma suba que a Argentina le demandó 31 días”, detalló GMA.

Alta (y volátil) tolerancia social

Ya desde la campaña, el Gobierno optó por decir una “verdad incómoda antes que una mentira confortable”, en palabras de Javier Milei. Desde su llegada a la Casa Rosada, el Ejecutivo hizo un duro diagnóstico y advirtió que los primeros meses de la gestión serán muy complicados.

En esa línea, Milei aprovechó la confianza típica del inicio del mandato para llevar adelante políticas de shock que derivaron en el récord de inflación de diciembre para las últimas tres décadas. Pese a cifras tan malas y de proyecciones que siguen arriba de 20% para la inflación de enero y superan el 200% para todo 2024, Consultatio resaltó la alta tolerancia social.

Sin embargo, la casa de Bolsa reconoció que es una variable muy volátil que resultará clave para la exitosa desinflación, así como para la gobernabilidad. “El impacto sobre ingresos, nivel de actividad e indicadores sociales es evidente por sí mismo y su importancia es imposible de subestimar. La tolerancia social al shock por el momento es inéditamente alta si la medimos por la imagen del gobierno y por la escasa aprobación que ha despertado hasta aquí la convocatoria al primer paro de la CGT”, sostuvieron sus analistas.

Comentarios