Improvisa2: “Mar del Plata fue la excusa para armar el grupo”

La compañía teatral formada por Mariana Bustinza, Gabriel Gavila y Tomás Cutler lleva 13 temporadas en la ciudad.

Por Redacción

domingo 7 de agosto, 2016

En 2002 se formó la compañía teatral Improvisa2 y un año después tuvieron su primera temporada en Mar del Plata. Poco a poco fueron conquistando al público, y sus visitas se extendieron a vacaciones de invierno, Semana Santa y fines de semana largos. Además de su clásico espectáculo de “Humor+Impro+Música” se bifurcaron con otros como “Improplay” y “#REIR”, entre otros. Con su obra de texto “Dillinger” lograron ir más allá del género que les dio el nombre, consiguiendo destacadas críticas y dos premios Estrella de Mar (en los rubros de “Humor” y “Labor Cómica Femenina). Ellos son Mariana Bustinza, Gabriel Gavila y Tomás Cutler, y dialogaron con El Marplatense.

  • ¿Cómo fue que por primera vez decidieron venir a Mar del Plata?

Gabriel: Fue la excusa para armar Improvisa2. El grupo nace para venir a Mar del Plata. Estábamos estudiando en el Conservatorio, y hacíamos una obra con mucha gente, en la que compartía camarín con Tomás. Un día le propuse ir a Mardel a hacer improvisación. Era fácil y económico pensarlo en sólo nosotros, un vestuario neutro e improvisar. Después empezamos a entrenar y a armar el show.

Mariana: Tommy y yo nunca habíamos hecho improvisación, así que tuvimos que aprender la técnica.  Las primeras temporadas nos juntábamos a hablar de lo que habíamos hecho. Gabriel tenía un cuaderno en el que anotaba todo, que aún conserva.

Tomás: La gente se fue enterando del espectáculo y del formato en el momento, ya que no había otro referente.

Mariana: Los primeros años nos matamos volanteando, unas ocho horas por día. Andábamos disfrazados, por la playa, por Güemes, por el Centro…

“Nos sorprende lo que ocurre en el escenario”

A medida que pasaron los años, las funciones y las temporadas, fueron perfeccionando la técnica, agregando y sacando cosas. “Al principio usábamos pelucas, por ejemplo. Y luego incorporamos la multimedia”, comenta Mariana. “Y no estábamos siempre en escena. Entrabamos y salíamos del escenario”, agrega Gabriel. “Eso por ahí daba para pensar que teníamos algo preparado y nos sacaba dinamismo”, relata Tomás.

El espectador funciona como guionista de los sketchs e improvisación, ya que antes de ingresar a la sala, el público deja diversas palabras y nombres escritos en papelitos que luego, en escena, Mariana, Gabriel y Tomás van leyendo y los utilizan para crear e hilar historias. “Después de muchos años, igual sigo sorprendiéndome con lo que pasa con las historias”, remarca Gabriel.

“Dillinger es la conjunción personal del deseo de cada uno”

En la temporada 2015/2016, el grupo sumó un nuevo desafío, estrenar una obra de texto, de autoría propia, titulada “Dillinger”. Una comedia sobre la vida del más famoso ladrón de bancos de los años 30, que presenta casi cien personajes interpretados por solamente tres actores.

Esta obra recurre a los gadgets tradicionalmente teatrales como la exageración de maquillaje, efectos escénicos, interpretación melodramática, vestuario de época, técnicas de music hall y de clown, todas llevadas al extremo.

Asimismo, contaron, por primera vez, con una supervisión artística, a cargo de Enrique Federman.  “Era algo que nos costaba antes. Dejarnos dirigir. Que nos marquen qué iba y qué no. Sino, entre los tres era muy difícil”, manifiestan.

Gabriel: Es el nuevo camino. La conjunción del deseo personal de cada uno. Nos interesa que la compañía teatral haga otras cosas. En mi caso era hacer una obra que tenga muchos personajes.

Mariana: Los primeros años veníamos con improvisa2 y traíamos una obra de texto. Pero no atraían público. Y nos fuimos corriendo de eso. Pero a la vez, vimos que a nivel critica, la improvisación no era valorada como una obra de texto. Costaba ganar un premio, y tener una crítica en el diario. Ya teníamos un público, un nombre y necesitábamos más prestigio.

Gabriel: Y también tuvimos que llegar a un punto de madurez. Llegó un momento en que cada uno pudo aplicar lo que aprendió, entrenó y estudio.

Tomás: No fue la primera obra de texto que hicimos, pero fue la que logró la identidad de los tres. Cualquiera que nos ve destaca que somos muy distintos los tres en el escenario. Manejamos diferente humor. Cada uno tiene su identidad. En Dillinger logramos proyectar esa identidad.

“Este verano, estrenaremos otra obra de texto”

Para la temporada 2016/2017 planean, además de traer a Mar del Plata sus espectáculos de improvisación y sketchs, estrenar una obra de texto.

“Tenemos una nueva idea y la estamos escribiendo”, cuenta Mariana.

“Nos aparece mucho cuando escribimos Alejandro González Iñárritu, el director de cine de películas como Amores Perros y Babel. Son historias entrelazadas o que aparecen unidas en algún punto. Por lo tanto, hay mucho trabajo dramático. Y estamos viendo quién nos puede supervisar”, agrega Gabriel.

Por último, los tres subrayan que será estrenada en Mar del Plata. “Es nuestra cábala”, sostienen.

 

Comentarios