Realizan allanamientos buscando al tercer acusado del crimen de Lucía

La fiscal María Isabel Sánchez brindó además detalles por los cuales sostiene que fue premeditado.

Por Redacción

viernes 14 de octubre, 2016

La fiscal María Isabel Sánchez se refirió al aberrante crimen de Lucía Pérez, ocurrido el pasado fin de semana en el Barrio Playa Serena, y en diálogo con Radio Mitre aseguró que fue premeditado y agregó que durante la noche del jueves realizaron un allanamiento para buscar a una tercera persona que ya tiene orden de captura y habría colaborado con los detenidos para limpiar los rastros del delito.

“No tengo elementos para decir que estuvo en el momento de la violación y el crimen, pero sí colaboró en la limpieza de los rastros del delito”, manifestó la fiscal sobre la tercera orden de captura de este caso, por la cual esta persona está acusada de encubrimiento agravado.

Sánchez se refirió a la problemática de la inseguridad y opinó que “no se trata de que haya mayor presencia policial en las calles, sino que es un mal multisistémico que hay que atacarlo de todas las maneras posibles”.

En este sentido, la fiscal comentó que es una situación que “lamentablemente la excede”. “Lo que yo hago no es luchar contra el delito, sino que cuando llega a mí ya lo han cometido”, remarcó.

En cuanto al caso puntual del crimen de Lucía Pérez, reflexionó que “la droga está cada vez más presente en los delitos, y fue el inicio de este suceso”. Relató que comenzó con la captación de las jóvenes para el consumo. “Se llega a Lucía a través de una compañera de colegio, como un instrumento inocente. Farias (uno de los detenidos, de 23 años) se acercó a la amiga con el rol de seductor. Así consiguió el teléfono de la niña. Chatearon. Le decía lo linda que era, que vivía solo, y que la podía llevar a la casa. Hasta que le contó que su trabajo era vender marihuana desde hacía 7 años”, manifestó Sánchez.

El encuentro se dio luego de que Lucía le dijera a su amiga que quería fumar marihuana, y le hablara de Farías. “Quedaron en pasar a buscarla por la esquina de la escuela. Allí aparece el segundo (Offidani, de 41 años). Les dicen que suban a la camioneta. Primero se negaron y luego aceptaron. Hicieron la transacción. Y todo el tiempo Farías les dijo de ir a su casa. A mi modo de ver, desde el primer momento que toma contacto con las chicas, tenía en mente valerse sexualmente de las criaturas”, sostuvo.

Por otra parte, informó que recibió una declaración testimonial en la Fiscalía que afirmaba que Farías alquilaba el domicilio hace pocos meses. “Se le pidió que no llevara gente ni hiciera fiestas porque era una casa de familia, y dijo que iba a llevar una o dos pibitas. Así que esto no fue algo que se les pasó por la cabeza y actuaron conforme les salió”.

 


Comentarios