¿QUE ES CULTURA PARA ANGEL MAHLER?

Por Héctor Peirou

Por Redacción

martes 1 de noviembre, 2016

Ni bien Ángel Mahler fuera elegido como Ministro de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ante la renuncia de Loperfido, el rechazo fue inmediato por miles y miles de personas por las variadas redes sociales. Estos demostraron absoluto rechazo y que quienes lo nombraron  se equivocaron rotundamente. Al icónico compañero de "Pepe" Cibrián Campoy como  compositor de la música de cada una de sus obras es señalado por varias ilegalidades que protagonizó en las distintas contrataciones lo rechazaron desde el vamos.

Una de las denuncias más importantes que se hace es la de tener record de juicios por empleo en negro, haciendo firmar a los artistas de sus compañías contratos de trabajo eventual que estaban sujetos al éxito, es decir si recauda mucho o no. Aseguran que en la Asociación Argentina de Actores se puede constatar la cantidad de juicios que tienen en su contra, y también en la Cámara de Apelaciones del Trabajo. Y esto no es poca cosa, claro está. Mancha su curículum de cualquier funcionario.

El tema que "explotó" el último día de la pasada semana y que hasta este momento sigue dando que hablar y mucho, es el siguiente:

Cultura, que él dirige, le pagó 20.000 pesos a Federico Bal y 12.000 a Aylén Bechara para que bailaran dos temas en un escenario al aire libre un barrio del Gran Buenos Aires. Habría que cuestionarse  si fuera Julio Bocca o Maximiliano Guerra, ¿que cifra merecen estos mitos de ballet? ¿Cuánto le deberían pagar Cultura a estos dos genuinos "etoiles" de la danza? Haciendo un prorrateo que incluye trayectoria, talento y repercusión nacional e internacional, a estos dos últimos por innegable virtuosísimo deberían abonarles, al menos un cachet de 150.000 mil pesos cada uno, partiendo del parámetro que el hijo de Carmen Barbieri embolsó 20 mil por 20 minutos de trabajo.

En un informe escueto y visiblemente muy molesto, Ángel Mahler dijo lo siguiente: ¡"Son artistas muy queridos, respetados y con gran convocatoria"? Todos los porteños vía redes sociales empezaron a mandar miles de twitter.  "Nosotros pagamos esos suelos, sale de nuestros impuestos". "Si estos jóvenes son referentes de la cultura. ¿qué son Sandra Mihanovich, Raúl Lavié y tantos otros nombres en idénticos niveles?.

Señor Ministro de Cultura: ¿Ha leído la Enciclopedia de la Lengua Castellana que definiciones conlleva la palabra cultura. No son las que aparentemente usted pone en práctica.

Explosivo y volcánico amor

Hace algunas semanas en uno de los restaurantes más cotizados de la zona norte de Buenos Aires  --Nuñez y San Isidro-- se vieron de cerca por vez primera. En el segundo encuentro por "¿accidente?" y por la misma zona tan "paqueta" como carísima y elegante, el caballero en cuestión fue invitado a ocupar un lugar en la mesa y se sentó junto a la mega estrella de la Argentina. "Bailando nació el amor" --recordando la memorable película norteamericana-, no. Fue cenando.

Los que están muy cerca de la señora en cuestión, también vecinos de Barrio Parque afirman sobre la Biblia que el señor ya la ha visitado en su lujosa mansión, porque de dos casas hizo una que tiene todo aquello que una persona tiene que contar cuanto se tiene

muchísimo dinero. Ella de manera muy ingenua y poco creíble: "Es que organicé mesas de truco, por eso vinieron varias personas.

De todas maneras esta novedad que no todos los medios la tiene, es que Susana Giménez desde hace semanas está viviendo una relación muy tórrida con el abogado Facundo Moyano. El hijo del gremialista cuando le preguntan al respecto niega todo, pero su piel se "tiñe" de rojo cuando escucha el nombre de "Su".

Pero en pocos días más va a "explotar" todo. De continuar así el "amor", como hasta ahora, en horas más los protagonistas van a contar esta relación tan incipiente como tumultuosa. Ambos no tienen compromiso alguno. Está muy bien que así lo hagan.

Además para el amor todo está permitido. No existen barreras, ni edades, ni credos ni posición social y cultural.

Héctor Peirou Periodista de espectáculos.


Aclaración: los conceptos vertidos de quienes opinan son absoluta responsabilidad del firmante.


Comentarios