No existe el éxito permanente

Por Héctor Peirou

Por Redacción

miércoles 16 de noviembre, 2016

"El éxito y el fracaso son dos grandes impostores. Trátalos siempre con la misma indiferencia" escribió sabiamente el gran e inolvidable Rudyard Kipling. Y en el mismo tenor de observación el genio del teatro de habla hispana Federico García Lorca por uno de sus personajes de "María Pineda" exclama: "Nada en la vida es permanente, ni el tiempo, ni el dinero ni la existencia misma. Todo tiene su principio y fin".

"Ninguna persona que trabaje en televisión debe creerse el mejor. Tampoco permitirse la soberbia de menospreciar a nadie. Porque hay que tener muy en cuenta y grabado en la mente que si bien hoy la gente nos ha aprobado, mañana tiene el derecho de cambiar de opinión. Esto es más que valido y respetable. Hay que dominar el ego, caso contrario nos aplastará". Frase acuñada por la conductora, productora, empresaria, filántropa y crítica literaria norteamericana Oprah Winfrey.

Este preámbulo encastra con exacta precisión para señalar que las distintas preferencias que tenemos los humanos fluctúa constantemente. Nuestras elecciones de hoy quizás no sean idénticas a la de mañana. Todo está sujeto a estados de ánimos, a modas, a costumbres e infinidad de ítems que hacen a nuestra manera de ser.  Por ende imponemos el "destino" a distintas figuras de la televisión o programas. Nosotros le damos el "pasaporte" al éxito o al fracaso. No hay fórmula, ni matriz ni manera alguna para ambas cara de la moneda.

Esta temporada no es la mejor para Marcelo Tinelli. No es que los televidentes le han dado la espalda. Todo lo contrario. Otros años fue el más visto, día tras día y durante varios ciclos. En esta oportunidad en muy pocas ediciones ha ocupado el primer lugar en la preferencia de los televidentes. Si bien está siempre dentro de los cinco programas más visto -y estoy hoy en día es récord- no permanece siempre en la preferencia de la gente que por más de 20 años lo convirtieron en una genuino ganador.

De ninguna manera es tampoco un fracaso. Desde el vamos es suceso ya que es el envío mas vendido de la pantalla chica con el segundo más caro de nuestra televisión. Hay que observar los auspicios que promociona y los minutos de venta le dan un target mas que envidiable.

Los mismo va para Susana Giménez. Este año en escasos domingos pudo ostentar el podio de los programas más convocantes. Lejos está de aquellos tiempos que la producía Ovidio García en los cuales bloqueaba las líneas telefónicas con su espacio diario por ATC. Habría que preguntarse si "Su" no brindara a la gente la posibilidad de ganar un millón de pesos tan sólo por llamar, sería capaz de mantener el  lugar de preferencia que le ha dado sus seguidores durante tantos años.

¿Qué atenta este año -y también durante los últimos ciclos- contra la mencionada conductora? Creo que la reiteración de los aburridos juegos que la gente conoce hasta la postración más absoluta. ¿Falla la producción que no busca por otras vertientes o es ella que no quiere cambiar? Me parece que quiere quedarse en el lugar de comodidad que tanto domina.  Si bien no necesita trabajar porque dos o tres vidas no le alcanzaría para gastar todo lo que ha ganado a fuerza de trabajo. Nadie le regaló nada y esto es un gran mérito que solo los elegidos pueden ostentar.

El pasado ciclo de "Periodismo para todos" se convirtió en el espacio más visto de los domingos de Canal 13. En el 2016 para Jorge Lanata no es lo mismo. Tampoco es un fracaso porque se mantiene semana tras semana dentro de los cinco programas más visto de la televisión argentina. Al periodista no lo interesa los números del rating, si la calidad de la investigaciones que enfrenta y que todos conocen y esperan. Una mitad lo aplaude, la otra parte lo abuchea. Tema este último que no hace mella en su modo de pensar no le quita el sueño, mucho menos la ganas de fumar.

Mirtha Legrand y sus legendarios almuerzos que dentro de poco alcanzaran el medio siglo de existencia, solo esto es todo un gran y muy merecido mérito de la "Chiqui". Con su memoria prodigiosa, su señorío, elegancia y su variada y veraz información lleva adelante todos los mediodías de los domingos y los sábados por la noche con al menos cinco invitados -nada fácil el tema-, también ella está siempre dentro de los cincos espacios más visto. Generalmente le va mejor en "Las noches de Mirtha" donde alcanza las mejores mediciones.

En ninguno de los casos mencionados se pueden decir que son fracasos. Todos son figuras muy queridas. Números uno que el público ha elegido y sostenido a través de tanto tiempo. Hoy están arriba y quizás mañana estarán más abajo. El tema seria conocer la más genuina y rotunda verdad de cada uno de ellos sobre el éxito y el fracaso. En que medida hiere el ego no mantenerse en el primer lugar.

El programa que gana todos los domingos o el día de la semana que sea y que nadie le puede sacar la "corona" es el fútbol. Juegue quien juegue y con quien, es este deporte el preferido de los televidentes argentinos, sin lugar a dudas. La balón supera ampliamente a las más grandes estrellas, llámese Susana Giménez, Marcelo Tinelli, Mirtha Legrand o Jorge Lanata.

 

Héctor Peirou / Periodista de espectáculos.


Aclaración: los conceptos vertidos de quienes opinan son absoluta responsabilidad del firmante.


 

Comentarios